nav-left cat-right

¿Águilas rotas?

Tarea difícil la que tiene Lars Lagerback, que llegó después de que Nigeria lograse la tercera plaza en la Copa de África de Angola en sustitución de Shaibu Amodu, y que con tan sólo cuatro encuentros de preparación llega a Sudáfrica con muchas dudas y con el sinsabor de la baja de última hora de John Obi Mikel, el pulmón de esta selección. Para más inri, Lagerback tiene la presión de la Federación Nigeriana, que ni corta ni perezosa ha marcado las semifinales como la meta de sus compatriotas.

Con Argentina como favorita del Grupo B, la misión de Nigeria sería la de conseguir la segunda plaza, en la que se presume una durísima pugna ante Corea del Sur y Grecia. Tres escuadras de un nivel similar. Se echa de menos un líder para las Super Águilas, como lo fuera Jay Jay Okocha en la medular, puntales en ataque como Yekini o Amokachi y hombres desequilibrantes al estilo de Finidi o carrileros como el trotamundo Taribo West. Muchos ingredientes se echan de menos en Nigeria, que sumados al desconocimiento del preparador sueco en sus elegidos y la presión de las altas instancias en alcanzar las semifinales hacen que los africanos puedan sufrir un descalabro y ello se traduzca en otra revolución dentro del seno de los verdes.

Cómo llegó… El camino de Nigeria hasta esta cita mundialista fue tarea del anterior seleccionador, Shaibu Amodu, que pasó la segunda fase sin ningún problema con un pleno de seis victorias con 11 tantos a favor y uno en contra. Ya en la fase final, las Super Águilas tuvieron como máximo rival a Túnez, a los que aventajaron finalmente en un punto para hacerse con el billete para Sudáfrica.

El inicio fue complicado, ya que empataron a domicilio frente a Mozambique (0-0), y a partir de ese momento tuvieron que remontar. Nigeria venció en la segunda jornada por un claro 3-0 a Kenia, y de esa manera viajaban a Túnez con el objetivo de no perder. Y así fue, el marcador no se perturbó por el miedo de ambos combinados a caer derrotados. El 6 de septiembre de 2009, Nigeria tenía todo en sus manos para hacerse con pie y medio en Sudáfrica ya que recibían a los tunecinos. Se adelantaron hasta en dos ocasiones, pero Túnez se marchó contenta porque logró zanjar el encuentro con el 2-2 final.

Nigeria no dependía de sí misma, así que debía vencer y esperar un tropiezo de los mediterráneos para ser mundialistas después de su ausencia en Alemania 2006. La victoria frente a Mozambique se produjo con el solitario tanto de Obinna en el descuento, mientras que en la última jornada batieron a Kenia a domicilio con doblete de Martins (sólo anotó esas dianas en la clasificación). Pero el éxtasis total llegó con el 1-0 de Mozambique sobre Túnez, que daba con los huesos de las Super Águilas en Sudáfrica pese a todos los problemas y el dudoso juego ofrecido.

El equipo. Sin duda el palo de la reciente baja de John Obi Mikel ha sido un golpe en la línea de flotación de Lagerback, que tenía en el mediocentro del Chelsea ese papel de enganche con la tripleta atacante. Una baja clave. Pero es que el preparador sueco es un mar de dudas en todas las líneas (salvo en la portería donde Enyeama es fijo) y deberá resolver todas las incógnitas antes del debut del próximo sábado contra Argentina.

En defensa no hay nada claro: El lateral derecho se lo disputan Odiah (posición natural) y Yobo (que tendría opciones en el costado o en el eje, como lo ha venido haciendo en la fase de clasificación). El lateral zurdo es otra de las incógnitas, en las que la estrella Taye Taiwo y el jugador del Rennes Echiejile tienen las mismas posibilidades de contar para Lagerback. En el amistoso del pasado domingo ante Corea del Norte, con victoria para Nigeria por 3-1, la línea de cuatro la formaron Odiah-Shittu-Yobo-Taiwo, por lo que ahora mismo cuenta con alguna papeleta más para vérselas con la albiceleste en el debut.

La tripleta de mediocentros tiene dos puestos adjudicados, los de Dickson Etuhu y Sani Kaita, mientras que ahora hay que resolver quién suplirá a Obi Mikel. Se habla de la inclusión del jugador del Dinamo Kiev Ayila Yussuf, pero es demasiado defensivo para desenvolverse por delante de los dos hombres de contención, y por ello el emergente Haruna Lukman podría ser la sorpresa. Con apenas 20 años, y minutos en el Monaco, ya triunfó en la selección sub-20, y por ello podría tener un papel principal si Lars se atreve a darle los galones para sustituir a Obi Mikel. El ataque también entraña varias alternativas, pero lo que está claro es que Yakubu será el 9 de las Super Águilas. Pese a no haber cuajado un gran año en el Everton, tiene una potencia que sobresale respecto al resto de delanteros nigerianos, y veremos quién son sus acompañantes. Odemwingie parece fijo, por lo que el último puesto en el once se lo disputarán Martins, Obasi y Obinna. Al jugar con tres hombres adelantados, es más que probable que los tres tengan minutos en una posición que podría ir rotando según el acontecer de los hechos.

Estrellas. Complicado destacar a alguien en una Nigeria con menos talento que en citas anteriores, y que con la baja de Obi Mikel se queda huérfana en el cartel de líder dentro del campo. Veremos si Enyeama rompe el mito de los porteros africanos, ya que es un meta muy ágil, pero que como casi todos tiene fallos estrepitosos. A sus 27 años milita en el Hapoel Tel-Aviv, pero lo cierto es que tiene nivel para pelear en un campeonato más competitivo. En defensa confiamos en que Yobo esté al 100% tras la lesión que sufrió en la última parte de la Premier League. Sin duda, si el espigado central raya a buen nivel, Lagerback se evitará muchos sustos en la línea de zagueros.

En cuanto a la medular, Etuhu espera prolongar su gran final de campaña con el Fulham y aportar algo de criterio en la salida del balón. A su lado tendrá a un dudoso Sani Kaita, que es lento y con poco recorrido ofensivo, mientras que sería bonito ver a Lukman (en la imagen) con la responsabilidad de ser titular a sus 20 años. Sería un master para el llegador del Monaco y una alegría para un fútbol nigeriano falto de talentos.

Y arriba poca confianza en una nómina de delanteros en un bajo estado de forma. El futuro pinta mal para las Super Águilas, y más aún con la presión de esa loca decisión de verles en semifinales.

Calendario. Complicado calendario en un grupo muy igualado. El debut frente a Argentina podría ser una puñalada para Nigeria si recibe un duro correctivo por parte de los pupilos de Maradona, ya que después tendrían que afrontar los complicados duelos ante Grecia y Corea del Sur con la obligación de vencer ambos, o al menos lograr cuatro puntos.

Argentina – Nigeria. 12 de junio, sábado. 16:00 horas.
Grecia – Nigeria. 17 de junio, jueves. 16:00 horas.
Nigeria – Corea del Sur. 22 de junio, martes. 20:30 horas.

Un comentario a “¿Águilas rotas?”

  1. Fran Castarlenas dice:

    Algo parecido puse en mi blog. Nigeria tiene el peligro de ser una selección africana y tener velocidad arriba, pero en el medio y atrás son muy muy flojitos.

    Buen trabajo Santi ;)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>