nav-left cat-right

Bayern – Inter: Dobletes, tripletes y "sextetes"

Las finales son partidos con mayúsculas. Siempre. Poco se les puede añadir a los dos contendientes que han salido vivos de nueve meses de una lucha feroz por llegar al último escalón. Luchan por el trofeo más importante a nivel de clubes en Europa. El cetro con el que sueñan todos los niños cuando dan sus primeras patadas a un balón.

Esta final de la Champions cuenta además con un sinfín de alicientes que son una delicia para los amantes al buen fútbol, pero también para los enfermos de las estadísticas. Mourinho llega a la que parece que será su casa al año que viene, pero quiere dejar su vivienda actual impoluta. Un triunfo esta noche en el Santiago Bernabéu le haría alcanzar un caché todavía mayor, que seguro se lo agradece su agente por el pellizco en forma de comisión que se puede llevar al negociar con Florentino, Valdano y compañía.

Enfrente tiene a otro loco en esto de los banquillos. Louis van Gaal es posiblemente uno de los técnicos más infravalorados por el gran público. Su apariencia de hombre rudo pegado a una libreta recorrió como la pólvora el panorama futbolístico. Con eso se quedó. Pero en realidad es uno de los grandes. Hizo campeón de Europa a un Ajax con estrellas en ciernes y veteranos de alta escuela, cumplió en el Barça dando títulos a una entidad que devoraba entrenadores en busca del nuevo Cruyff, hizo que el AZ pasase de ser una alternativa para entrar de vez en cuando en competiciones europeas al ganador de Holanda, y ahora está ante la posibilidad de hacer el año perfecto con el Bayern München. Y si Van Gaal acumula méritos en su carrera, Mourinho no se queda atrás. Ni el galardones ni en ser díscolo para la afición, para los rivales, y hasta para sí mismo en ocasiones.

En ese sentido, el portugués ha sido más afortunado que el que fue su superior en el Barça. Su etapa en el Porto la cerró de la mejor manera posible. Campeón de la Copa de la UEFA y de la Champions League con un grupo de jugadores que dieron el salto a los escenarios más grandes del Viejo Continente (algunos se marcharon con él hacia Londres), como fue el caso de Deco, Ricardo Carvalho, Paulo Ferreira o Maniche…

Los protagonistas estarán sobre el verde, pero la verdad que tanto Van Gaal como Mourinho tiene ingredientes sobrados para ser el centro de atención si se lo proponen. El que se proclame campeón será el socio número 3 del club de los técnicos que han logrado alzar la orejuda en dos clubes distintos. Se unirá de esta forma Ernst Happel (campeón con el Feyenoord en 1970 y el Hamburgo en 1983) y Ottmar Hitzfeld (Borussia Dortmund, 1997, y Bayern München, 2001). Ahora falta desvelar quién se unirá a la pareja de fenomenales técnicos, si un holandés o un portugués.

Y sobre el campo habrá estrellas por ambos lados. El duelo en la portería es muy desigual, ya que enfrenta a un Júlio César que está en el olimpo de los guardametas y un Butt que está invitado a la fiesta por descarte y por el desacierto de la secretaría técnica muniquesa a la hora de encontrar a un sustituto de Kahn. En defensa se concentran muchos de los mejores hombres de la retaguardia a nivel mundial: Maicon y Lahm son junto a Alves los laterales con más calidad que podemos encontrar, Demichelis, Van Buyten, Lúcio y Walter Samuel cumplen su misión de marcadores a un nivel alto. Es cierto, que tanto Lúcio como Samuel son débiles en otros apartados, pero como sociedad y en Italia van sobrados por la velocidad del juego. En la zona ancha el Inter saca ventaja. Con Cambiasso y Zanetti a un nivel de sobresaliente (ya veremos cuánto los echa de menos Maradona) dejan a Sneijder que haga la fantasía. Vuelve a un campo del que salió trasquilado, pero todo el mundo sabe que posee una calidad excelsa y un disparo mortal. Mientras, Van Gaal saldrá con Van Bommel y Schweinsteiger, en el centro, y Altintop y Robben en las alas. La baja de Ribery frena el caudal ofensivo que posee el Bayern en los costados, pero Altintop ofrece otra serie de valores que saco a relucir ante el Lyon para no echar de menos al francés. Hoy es otra historia.

Y arriba hay desigualdad en cuanto a número, y en apariencia también en cuanto a calidad. Pero nadie puede negar a ninguno de los cinco atacantes de esta final, porque basta que les niegues algo para que te respondan siendo el Man of the Match. El tridente que plantea Moruinho con Eto’o, Pandev y Milito ha dado muchas alegrías a los neroazzurros. El macedonio se desfonda, tanto a la hora de ayudar a Sneijder para canalizar el ataque como volcándose sobre la defensa rival para evitar que saquen el balón con facilidad. Es el sacrificado de la vanguardia del Inter. Samuel Eto’o, desplazado a la banda, aparece cuando menos te lo esperas, y aunque no esté siendo su mejor año, puede redondear la campaña con su segundo triplete consecutivo. Si el Barça logró el manido sextete con Guardiola, Eto’o puede lograr otro, pero el suyo con más quilates. La función que en el Inter realizan Pandev y Eto’o la tendrá que aunar Müller (en la imagen) en los alemanes. Convertido en una de las promesas más atractivas que tenemos ahora mismo, el joven mediapunta puede comenzar su carrera profesional con un título que muchos ni siquiera consiguen. Además, lo suyo acaba de empezar, y es muy probable que sea uno de los principales de Löw en Sudáfrica. Un sueño emergente para una realidad ya contrastada a base de goles y buen fútbol.

Y el cartel de 9, ese que se está perdiendo con el tiempo, todavía lo mantienen dos sacrificados del fútbol. Dos hombres que les ha llegado el éxito en su madurez futbolística. Luchadores allá donde han militado. Olic con menos gol, pero realiza un trabajo soberbio para el Bayern, y ha sido capaz de sentar a Mario Gómez y Klose, cuando ambos partían con ventaja sobre él. Enfrente, Diego Milito es incontestable. La palabra gol debería estar seguida de imágenes de los grandes artilleros de la historia, y el de Bernal es uno de ellos. Nadie se fijó en él cuando el Real Zaragoza le dio salida, y un verano después fue el fichaje tapado del Inter. Sin titubear se ha erigido en la figura de la extensa plantilla de José Mourinho. Esquivo de los flashes o los grandes titulares, lo suyo es darle a la pelota. Batir encuentro tras encuentro al meta que se le ponga por delante. Maradona todavía tiene dudas, y es posible que no sea titular con Argentina, pero lo cierto es que cualquier conocedor de este deporte tiene bien claro que hay pocos arietes que rallen a un nivel superior que el mayor de la saga Milito.

Hoy se echa el telón al fútbol de clubes en Europa, pero por suerte a la vuelta de la esquina está el Mundial. Muchos de los hoy presentes serán protagonistas en Sudáfrica, lo cual es sinónimo del nivel que sostienen tanto el Inter como el Bayern. Lejos de datos estadísticos hoy hay un duelo de alto voltaje, pero que no para de arrojar datos y números. ¿El último? Que si el Bayern se proclama campeón dejará con una plaza menos de Champions a Italia a partir de la campaña 2010/2011. Así que hasta los tifosi del Milan o la Roma tienen que ir hoy con el Inter. Parte de su futuro lo puede dictar Mourinho y compañía. Así que no estamos sólo ante un título. Estamos ante un sinfín de posibilidades que se pueden cumplir dependiendo del triunfador.

6 comentarios a “Bayern – Inter: Dobletes, tripletes y "sextetes"”

  1. Vito González dice:

    Perfecto el análisis de la final Santi, me lo he tragado enterito!

    Un saludo desde Que te den por el Fútbol!

    Por cierto, ya te agregué en mi lista de links!

  2. José Sellés dice:

    Hola Santi, encantado de conocer tu blog, esta noche sin duda es una auténtica final, creo que justísima. Vamos a ver quién gana.
    Saludos desde
    agolpedebalon.blogspot.com

  3. Matías Rodríguez dice:

    muy buen analisis realmente, creo que sera una final soñada, espero que los jugadores esten a la altura de las circunstancias, un saludo santi

  4. Jo22 dice:

    Una final donde se pueden dar muchas posibilidades, veremos como salen al campo los dos equipos y como va cambiando la historia durante el partido. Espero que sea un partidazo.

    Un saludo, ventanadefutbol.blogspot.com

  5. Mauro Munilla dice:

    Te propongo un intercambio de links

    Saludos de un estudiante de periodismo desde Argentina

  6. futbollium dice:

    Aparte de la victoria del Inter , lo mejor de esta final es que tanto Van Gaal como Mourinho han devuelto la vida a dos gigantes dormidos como Bayern e Inter .

    Un saludo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>