nav-left cat-right

‘Bob’ Martínez mueve montañas

No cumplo ninguno de los tres requisitos, pero los padres, los jefes y los entrenadores tienen algo en común. Todos viven con devoción su labor. Ninguno logra, ni quiere, desconectar de la función por la que ha luchado y en la que busca cimentar su vida.

Si al cometido le añades incertidumbre, la ecuación roza en ocasiones el agotamiento absoluto. Roberto Martínez iniciará este fin de semana [domingo, 14:30CET ante el Chelsea FC] su cuarta campaña al frente del Wigan Athletic FC. En todos sus veranos en el noroeste de Inglaterra ha tenido que soportar pérdidas que parecían irreparables, pero Bob, con tesón y esfuerzo ha mantenido a los Latics en la Premier League curso a curso.

A los 15 días de llegar al cargo en 2009, el técnico de Balaguer (Lleida) tuvo que despedirse precipitadamente de Antonio Valencia (se fue al Manchester United FC por 18.9 millones de euros), y poco después de Lee Cattermole (dejó siete millones en las arcas del club). El Wigan se salvó a dos jornadas del final. En el periodo estival de 2010 se quedó sin Paul Scharner, Titus Bramble y Mario Melchiot, todos ellos titulares en la defensa. En los dos primeros partidos el Wigan recibió diez tantos, en la jornada 21 volvió al descenso tras perder ante el Newcastle United FC, en la 29 era colista a cuatro puntos de la salvación, en la 33 salió una semana del pozo para volver a caer e iniciar la última jornada el 19º, pero el triunfo en Stoke-on-Trent (le hubiese valido el empate) le hizo sellar su continuidad en la élite.

En 2011 la pérdida la protagonizó Charles N’Zogbia (llegó a Villa Park por 10.8 millones), pero el propio Roberto Martínez estuvo a punto de dejar el DW Stadium y unirse al centrocampista galo. El técnico catalán rechazó el 10 de junio una oferta del Aston Villa FC y prorrogó su idilio con Dave Whelan y el Wigan. Para muchos fue un error. Era el momento de dar un paso adelante en su carrera, como cuando dejó el Swansea City AFC para disfrutar de la Premier.

El inicio fue más esperanzador que en la 2010-11, pero en la séptima jornada el Wigan cayó al descenso y no salió de ahí hasta la 34. Llegó a estar a cinco de la salvación (jornadas 11, 12, 23 y 24), pero a falta de cuatro partidos dejó la zona peligrosa y con un partido por disputarse logró el objetivo. Nuevas adquisiciones como Shaun Maloney (Celtic FC) o Jean Beausejour (llegó en enero de 2012 procedente del Birmingham City FC) fueron claves para que Bob no tuviese que arrepentirse tras dar plantón al Villa.

A falta de tres días para debutar, el Director of Football del Wigan deja atrás un verano en el que el Liverpool FC le tanteó.  Al no poder desempeñar precisamente esa función (Director of Football) y ser sondeado simplemente como entrenador, Martínez cerró cualquier atisbo de contratación. Segunda pretemporada consecutiva que vienen a por él, y segunda negativa. A sus órdenes ya no tendrá a Mohamed Diamé y Hugo Rodallega, este último un símbolo del club y esencial en tantas remontadas y momentos complicados. El argentino Mauro Boselli retorna de su cesión a Club Estudiantes de La Plata, pero el verdadero puntal ofensivo será Arouna Koné, que firmó ayer procedente del Levante UD.

Días antes llegaron Iván Ramis (central del RCD Mallorca), el prometedor Fraser Fyvie y Ryo Miyaichi (que tras jugar a préstamo en el Bolton, tendrá un nuevo curso para seguir creciendo). Tres fichajes, una cesión y un retorno para apuntalar la defensa, la medular y el ataque. Cuando parecía que no habría más fugas de hombres importantes, el Chelsea, precisamente el rival del debut, puja fuerte por Victor Moses. El delantero nigeriano de 21 años es el objeto de deseo de Roberto Di Matteo para reforzar una zona en la que Fernando Torres únicamente tiene la rivalidad de Daniel Sturridge. Parece que en 24 o 48 horas se podría cerrar una operación que, según Whelan, debe ser de nueve millones de libras. Aunque se concrete la venta de Moses, Roberto Martínez tiene claro que no es un motivo para venirse abajo. Ya son muchas experiencias en el Wigan y él ha conseguido mover montañas gracias a su fe.

Foto: Página web oficial del Wigan Athletic FC

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>