nav-left cat-right

Capello quiere emular a Sir "Alf" Ramsey

Es considerada una de las grandes. Y su título mundial así lo atestigua tras alzarse con el máximo trofeo del fútbol en su país en 1966. Pero desde ese verano, los inventores del fútbol no vuelven a celebrar otro título, ya sea a nivel continental o mundial. Además, durante en estos largos 44 años, Inglaterra se ha perdido tres citas mundiales, así como la ausencia en la Eurocopa en cuatro ocasiones. Un campeonato que nunca ha ganado.

Por ello, Fabio Capello tiene la misión de suceder a Sir Alfred Ernest Ramsey, que dirigió a los británicos entre 1963 y 1974. En ese periodo, Ramsey, además de alzarse con el Mundial de 1966 en Inglaterra, también alcanzó la tercera plaza en la Eurocopa de 1968 celebrada en Italia y se quedó en cuartos de final en el Mundial de México de 1970. En la actualidad, el preparador italiano tiene la misión de que la parroquia inglesa olvide a Ramsey (en la imagen), aunque perdurará mucho tiempo, además de por su Mundial, por sus altisonantes declaraciones en las que pecaba de racismo y de no respetar el origen o la clase social de los rivales.

Los pross tienen la vitola de favoritos junto con España y Brasil, por lo que tendrán mucha presión por cumplir las expectativas. La baja de última hora de Rio Ferdinand trastoca los planes de Capello, y ahora se tendrá que decidir entre King, Carragher o Upson, con cierta ventaja para el central del Tottenham. Pese a ello, los ingleses cuentan con un centro del campo muy fuerte y con llegada, mientras que arriba depositarán sus esperanzas en el estado de forma de Wayne Rooney. Si el ariete de Liverpool continua con la puntería mostrada este año en el Manchester United, Capello tendrá muchas papeletas de hacer historia con Inglaterra y llevarse la Copa del Mundo para casa.

Cómo llegó… El camino de Inglaterra hacia Sudáfrica fue inapelable para los de Fabio Capello. Con el miedo todavía de tener que vérselas con Croacia, después de que los balcánicos les dejaran fuera de la Euro 2008, los pross salieron a tope desde el inicio de la fase de clasificación y después de resolver el trámite con Andorra (0-2), vapulearon Zagreb con un claro 1-4 frente a sus verdugos dos años antes.

Y así hasta seis triunfos más de forma consecutiva con un balance goleador aplastante. Pero a falta de dos jornadas para la conclusión del grupo, Ucrania rompió la trayectoria inmaculada de Inglaterra, para dejar a España y Holanda con pleno de victorias en este camino hacia el Mundial.

El equipo. Pese a una fase de clasificación muy plácida, Fabio Capello todavía tiene que resolver algunas dudas en el esquema para afrontar el Mundial desde el próximo sábado cuando salten a las 20:30 horas a enfrentarse a Estados Unidos. Sin duda, toda selección debe tener clara su columna vertebral, pero los pross todavía no tienen claro quién hará de guardameta. El puesto se lo disputan el veterano, discutido e inquietante David James y Robert Green, el favorito de la prensa y de la afición, ya que con él se evitarán achuchones al corazón. El meta del West Ham se perdió el Mundial 2006 por una inesperada lesión, pero ahora está listo para ser el meta titular de Inglaterra, y Capello lo ha terminado poniendo en detrimento de James en el último tramo de la fase de clasificación.

Y si la portería es un dilema, el preparador italiano ha visto como la defensa ha sufrido un serio varapalo con la baja de última hora de Rio Ferdinand. El central del Manchester United, un fijo para los británicos, no estará en Sudáfrica, y su puesto se lo disputarán entre King, Upson y Carragher. Por ello, John Terry deberá multiplicarse para cubrir el centro de la zaga, mientras que Glen Johnson y Ashley Cole son fijos en los laterales. La medular se caracteriza por tener hombres de un corte similar, con Lampard y Gerrard (el del Liverpool jugará fuera de sitio acostado a la izquierda), mientras que en el extremo derecho veremos casi con total seguridad a Aaron Lennon (después de que Capello dejase fuera contra todo pronóstico a Walcott) y la otra plaza de organizador se la disputan Carrick y Gareth Barry. Pese a estas dudas, no cabe duda que Fabio utilizará a bastantes hombres en el centro del campo.

Y arriba, Wayne Rooney es el estilete, mientras que su acompañante se dirimirá entre el trío formado por el espigado Crouch, el veloz e inspirado Jermaine Defoe y un Heskey que ha cuajado una campaña sin muchos alardes.

Estrellas. Sin duda, Rooney es el abanderado para tratar de que Inglaterra reverdezca unos laureles que ya están caducos desde un lejano 1966. Con Sir Bobby Charlton todavía en el pedestal del fútbol británico, el también delantero del Manchester United en la actualidad tiene la llave para que los pross lleguen lo más lejos posible. Su estado de forma y su cuenta goleadora en esta campaña son dos avales garantizados para confiar en su liderazgo, pero hay que ver si se ha recuperado al 100% de su lesión.

Otros clásicos que deben tirar del carro son Franck Lampard y Steven Gerrard, así como el antiguo capitán Terry, que pese a todos los problemas que ha pasado este año, tiene recorrido para ser el cacique de la retaguardia inglesa.

Calendario. Duro comienzo el que tendrá Inglaterra al vérselas con el presumible segundo de grupo, como es Estados Unidos, mientras que después jugarán ante la débil Argelia y una Eslovenia peleona, pero falta de pegada.

Inglaterra – Estados Unidos. 12 de junio, sábado. 20:30 horas.
Inglaterra – Argelia. 18 de junio, viernes. 20:30 horas.
Eslovenia – Inglaterra. 23 de junio, miércoles. 16:00 horas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>