nav-left cat-right

2011 Asian Cup: Grupo B. Japón

Zaccheroni quiere disfrutar de una generación de ensueño

Son la mejor selección asiática en cuanto a juego, pero ahora les toca refrendarlo sobre el césped. Tienen al técnico con más galones, pero que un único título en su carrera le obliga a demostrar que es algo más que un nombre. Están encuadrados en un grupo en el que sólo Arabia Saudí le pondrá en apuros, pero con nombres no se ganan los encuentros. Japón va a disputar cada envite con la obligación de ganar, y si es convenciendo mucho mejor para que no susciten debates paralelos. Y en la banqueta estará Alberto Zaccheroni, que tras su llegada el pasado 30 de agosto todo han sido buenas noticias desde la distancia de oriente.
No pudo sentarse en el banquillo en los amistosos ante Paraguay (1-0) y Guatemala (2-1) por problemas con el visado, pero el transalpino se estrenó con laureles doblegando a Argentina por 1-0 en un serio test. Días después igualaron (0-0) con Corea del Sur, y desde ese momento Japón no ha realizado ningún test más preparatoria para esta Asian Cup.
Con estos precedentes, los Samuráis Azules parten con la vitola de favoritos en un certamen que no logran desde 2004. En la última edición concluyeron cuartos, pero en estos cuatro años han adquirido un status mucho mayor y llegan a Qatar con la responsabilidad de cumplir las expectativas que han levantado.
Alberto Zaccheroni tenía muchísimos jugadores que disputan los campeonatos europeos para conformar su lista. Finalmente, el italiano llamó a nueve jugadores que están en nuestro continente, a los que hay que sumar a Tomoaki Makino (fichado en los últimos días por el 1. FC Köln) y a Shinji Okazaki (otro que ha dado el salto, y también a la Bundesliga, para defender la camiseta del VfB Stuttgart). Con todo ello, el plantel es de un lujo que cada vez se iguala más a los combinados nacionales del Viejo Continente.
En la portería estará Eiji Kawashima, que en noviembre dio el paso y firmó por el Lierse SK y ya es titular en la Jupiler Pro League con 27 años y buenas perspectivas de futuro. En la defensa, Zaccheroni tomó la decisión de no incluir en la lista de 23 a Tulio Tanaka, que con 29 años el italiano ha preferido prescindir de él por sus escasas opciones de llegar a pleno rendimiento al Mundial 2014 de Brasil (su país de nacimiento). Los que sí que están en la línea de zagueros son Yuto Nagatomo, otro que aprovechó el escaparate del Mundial de Sudáfrica para firmar un contrato en Europa, y Atsuto Uchida. Nagatomo está siendo un fijo en el A.C. Cesena tras la cesión por parte del FC Tokyo. Como curiosidad, decir que el defensor de 24 años fue elegido por Arsène Wenger en su once ideal de la cita mundialista. Por su parte, Uchida no fue convocado por Okada en la cita mundialista, pero el 13 de junio (durante el transcurso del torneo sudafricano) fue firmado por el Schalke 04 y ya es un fijo para Felix Magath.
La medular, con sus dosis de destrucción y otras de creación con fantasía, es cosa de Yasuhito Endō (desde los 21 años en el Gamba Osaka), Daisuke Matsui, el incombustible Makoto Hasebe (un habitual en la Bundesliga con el VfL Wolfsburg) y Keisuke Honda. El exquisito zurdo del CSKA Moscow es una de las armas ofensivas para Zaccheroni y sus tiros libres, así como sus centros, son de un nivel que sólo pueden exhibir los grandes de este deporte. En el enlace estará Shinji Kagawa, un hombre que no fue citado para el Mundial (estaba jugando en el recién ascendido Cerezo Osaka) y el pasado verano fue contratado por el Borussia Dortmund por la irrisoria cantidad de 350.000 €. Kagawa (en la imagen) es pieza fundamental para el líder de la Bundesliga y también es de la debilidad del seleccionador y la afición nipona.
En la punta de lanza peleará sin descanso su tocayo Okazaki, que celebrará de esta manera su recién fichado por el VfB Stuttgart. El que no estará es el irregular Takayuki Morimoto, al que el técnico transalpino le dio la alternativa en los amistosos previos, pero una lesión de rodilla le ha dejado en el dique seco durante el mes de enero y no estará en la Asian Cup.
Sobran los calificativos para tildar a una plantilla con calidad por los cuatro costados y que será el centro de atención de un torneo en el que buscan desbancar a Irak y volver a llevar a Tokyo el trofeo de dominador de Asia. El objetivo es de sobra conocido, la predisposición y las posibilidades de los 23 citados es redundar en elogios, pero ahora la pelota es la que manda y Japón tendrá que traducir palabras bonitas en resultados y el camino hacia la final de Doha el 29 de enero.
Participaciones: Siete (1988, 1992, 1996, 2000, 2004, 2007 y 2011).

Mejor resultado: Campeones (1992, 2000 y 2004).

Jugador más veces internacional: Masami Ihara (122 ocasiones).

Jugador más goleador: Kunishige Kamamoto (75 goles).

Apodo: Samurai Blue (Samuráis Azules).

Lema de su autobús: Samurai Blue! Top of Asia (¡Samuráis Azules! Dominadores de Asia).

Partidos: Japón – Jordania (9 de enero, 14:15 horas de España); Siria – Japón (13 de enero, 17:15); Arabia Saudí – Japón (17 de enero, 14:15).

2011 AFC Asian Cup: Grupo A. Kuwait

A años luz de la generación de The King

Kuwait es, sin ningún tipo de dudas, la Cenicienta del Grupo A de esta Asian Cup 2011. Llegan a la cita qatarí con el cartel de candidatos a ser colistas en tres enfrentamientos ante Uzbekistán, China y Qatar en los que deberán luchar hasta la extenuación para sacar algo provechoso.

Si hay un día señalado para la selección que dirige el serbio Goran Tufegdžić es el del debut. China es el combinado que más se asemeja al nivel de Kuwait, por lo que una victoria a partir de las 14:15 horas (CET) en el Al-Gharafa Stadium permitiría soñar a una selección que no vive un momento dulce desde la década de los 80. Bien es cierto que en los últimos meses se han hecho con la Gulf Cup of Nations y con la West Asian Football Federation Championship (WAFF Championship), por lo que llegan a la Asian Cup con una buena dosis de moral impuesta por el técnico serbio que desde febrero de 2009 trata de recuperar el trono perdido por los kuwaitíes como mejor club asiático en los 80.
Gran parte de culpa de lograr triunfos para esa generación fue de Faisal Al-Dakhil. El delantero de Kuwait es toda una leyenda en su país y bajo el sobrenombre de The King todavía es recordado por sus goles y ser uno de los referentes de los Al-Azraq (los azules) en sus éxitos. En 1980, y con Kuwait como sede organizadora, Al-Dakhil y compañía se alzaron con esa edición de la Asian Cup con dos goles de The King en la final que vencieron ante Corea del Sur por un claro 3-0. En 1980, también disputaron los Juegos Olímpicos de Moscú en los que perdieron en cuartos de final con la Unión Soviética por un ajustado 2-1. Sin duda, los ’80 fueron la década de Kuwait. Dos años más tarde, y todavía con Carlos Alberto Parreira como seleccionador, Kuwait llegó al Mundial 1982 de España por primera, y única, ocasión en su historia. Esa participación se recuerda más por la insistencia del Emir de Kuwait tratando de retirar a sus jugadores en el encuentro ante Francia en el Nuevo Estadio José Zorrilla, pero para este país del Golfo Pérsico supuso darse a conocer en el panorama futbolístico mundial. Sólo lograron un punto en un grupo complicadísimo con Inglaterra, Francia y Checoslovaquia, pero Kuwait paseó el nombre de Asia como único representante de dicho continente por España.
El empate que lograron fue en la primera jornada, en un 1-1 ante Checoslovaquia. Panenka adelantó a los europeos de penalti, pero The King Al-Dakhil igualó la contienda. No sirvió para clasificarse, pero es el primer gol de Kuwait en la historia de los Mundiales y el causante del único punto que han sacado en la mayor cita del fútbol. Dos años después fueron terceros en la siguiente Asian Cup (1984), y a partir de ahí su participación ha sido muy irregular en el torneo continental. Lograron la cuarta plaza en 1996, pero también han faltado a dos citas (1992 y la última en 2007), por lo que Kuwait ahora no pasa de ser un combinado nacional sin apenas opciones de dar guerra en Qatar.
En lo futbolístico, la responsabilidad recae en Goran Tufegdžić, que en 2008 fue técnico asistente de la selección y en febrero de 2009 tomó las riendas como primer técnico. En los últimos meses han crecido, y prueba de ello es que en la Gulf Cup of Nations que concluyó el
pasado 5 de diciembre se deshizo de Qatar en la fase de grupos e igualaron con Arabia Saudí para terminar primeros de grupo. Ya en semifinales, tuvieron la suerte de los penaltis de su lado y eliminaron a Irak tras el 2-2 en el tiempo reglamentario, mientras que en la final sí vencieron a Arabia Saudí con un gol de Waleed Ali Jumah en la prórroga.
No cuenta con Faisal Al-Dakhil, su mítico The King, pero tampoco lo hacen con Bashar Abdullah, que es el jugador más veces internacional (134 ocasiones) y mayor goleador con Kuwait (75 dianas) y que se retiró de la selección en 2005 tras no conseguir la clasificación al Mundial de Alemania. Bien es cierto que Abdullah volvió a ser citado en 2007, pero no disputó minutos. A sus 33 años verá la Asian Cup por la tele y todavía en activo.
El nuevo líder de Kuwait es Bader Al-Mutwa (en la imagen), que es el máximo goleador de la Kuwaiti Premier League y como segundo punta ya suma 37 dianas como internacional. Con 25 años, Al-Mutwa será una de las bazas en ataque de Tufegdžić para tratar de sacar un resultado positivo con China y permitir soñar a un país que ha vivido un 2010 muy bueno con dos títulos, pero que no se siente protagonista en Asia desde hace casi 30 años. Otro de los hombres esenciales para el técnico serbio es Waleed Ali Jumah, autor del gol que les dio la Gulf Cup of Nations que en el centro del campo es un fijo junto a Talal Al-Amer.
Pero uno de los puntos flojos de Kuwait es que su liga local no es muy potente. El combinado nacional cuenta con varios seleccionados que pertenecen al ejército o son profesores de Educación Física. Las expectativas de Goran Tufegdžić y la expedición kuwaití son cortas porque lo normal es que se marchen de esta Asian Cup y sin poder rendir tributo a The King Faisal Al-Dakhil y esa gran generación de los ’80 que llevó a Kuwait a la primera escena del fútbol mundial.
Participaciones: Nueve (1972, 1976, 1980, 1984, 1988, 1996, 2000, 2004 y 2011).
Mejor resultado: Campeones (1980).
Jugador más veces internacional: Bashar Abdullah (134 ocasiones).
Jugador más goleador: Bashar Abdullah (75 goles).
Apodo: Al-Azraq (Los Azules).
Lema de su autobús: This is The Blue Wave (Esta es la Ola Azul).
Partidos: Kuwait – China (8 de enero, 14:15 horas de España); Kuwait – Uzbekistán (12 de enero, 14:15); Qatar – Kuwait (16 de enero, 17:15).

2011 AFC Asian Cup: Grupo A. China

Búsqueda del equilibrio entre la multitud

Con más de 1.300 millones de habitantes, la People´s Republic of China es una de las potencias económicas, también lo fueron en el medallero de los Juegos Olímpicos de Pekín, pero todavía tienen la cuenta pendiente del fútbol. Con esa población resulta raro, y algo sonrojante, que nunca hayan sido reyes de Asia. En dos ocasiones fueron finalistas, en 1984 y en 2004 (certamen que organizaron). Eliminaron en su torneo a Irak e Irán en las eliminatorias por el título, pero les batió la Japón de Shunsuke Nakamura, Koji Tamada, Keiji Tamada o el brasileño nacionalizado Alex con un claro 1-3.

Pero su bagaje internacional no aumenta si nos fijamos en sus participaciones en los Mundiales o los Asian Games. En la mayor cita futbolística internacional sólo participaron en la edición de 2002, gracias, en gran parte, a la condición de organizadores de Japón y Corea del Sur. Con Brasil, Turquía y Costa Rica como compañeros de grupo, los de La Gran Muralla se marcharon con cero puntos y sin anotar ni un gol.

Con estas limitaciones futbolísticas que son palpables a lo largo de su historia, China tuvo suerte al caer encuadrada en el grupo más sencillo con la organizadora Qatar, Uzbekistán y Kuwait. Sus opciones pasan por debutar con victoria ante los kuwaitíes (factible) y puntuar en los otros dos encuentros, o no perder con Qatar para forzar un posible empate a cuatro puntos.
El seleccionador Gao Hongbo, que conoce perfectamente al combinado nacional tras ser internacional como jugador, dirigir a la Sub-17, ser asistente en la absoluta y tomar las riendas como primer técnico en 2009, tiene la responsabilidad de acceder a los cuartos de final. Lo tendrán complicado en un grupo con Uzbekistán como primer líder y Qatar con la obligación de contentar a su público.

En la convocatoria podría sorprender ver a 22 jugadores del campeonato local y sólo a Hao Junmin, medio del Schalke 04 como “foráneo” de la expedición. Pese a contar con jugadores en los campeonatos de Bélgica o Portugal, Gao Hongbo sólo ha llamado a dos jugadores de fuera de la Chinese Super League en los últimos 12 meses. Fueron el mencionado Junmin, que milita en la Bundesliga, y Li Chunyu, que a sus 24 años compite en el Gangwon FC de Corea del Sur.

Es paradójico que el país con mayor población del mundo, y ante el actual trasvase de futbolistas asiáticos a Europa, China no cuente con una selección con más convocados de aventureros en Europa. Hongbo tiene ahora las riendas siendo el entrenador más joven en los últimos 30 años que está al frente del combinado nacional. Una decisión controvertida que ha tomado Hongbo ha sido la de dejar fuera a dos hombres importantes como Zheng Zhi y Li Weifeng de la convocatoria para la Asian Cup por considerarles viejos en un torneo que es el preludio a la lucha por acceder al Mundial 2014.

Zheng Zhi, de 30 años, es un mediocentro que pasó por Europa entre 2007 y 2010 para jugar en el Charlton Athletic y el Celtic F.C., aunque ahora acaba de ascender con el Guangzhou Evergrande F.C. a la Chinese Super League. Por su parte, Li Weifeng es un central de 32 años que en 2011 iniciará una nueva aventura en el Dalian Shide F.C. y que en la temporada 2002/2003 jugó en el Everton (con un único partido en la Premier League). Con 106 internacionalidades, Weifeng lleva más de un año sin ser llamado, pero ha sido controvertida su exclusión de los 23 elegidos.

La convocatoria china no tiene jugadores mayores de 29 años. El más veterano es el delantero Qu Bo (en la imagen), que ya fue el máximo goleador en los East Asian Championships y suma 17 goles con la absoluta. En defensa, el líder es Du Wei, que desde la posición de central y con el brazalete de capitán se encargará de aleccionar a los suyos desde atrás. En la campaña 2005/2006 estuvo cedido en el Celtic F.C. y disputó un único envite en la Scottish Premier League. En la portería estará Yang Zhi, un mítico del Beijing Guoan (132 choques ligueros) y que ahora es el titular con la selección a pesar de coleccionar 15 apariciones con la selección.

Pero los problemas no se acaban para Gao Hongbo, que tras una discusión con Du Zhenyu ha dejado fuera de la Asian Cup a uno de los mayores talentos del país. Con estas premisas, el papel de la China de Hongbo es complicado y la meta de entrar en los cuartos de final se presenta complicada aunque tendrán sus opciones de acceder a la fase de cruces.
Participaciones: Diez (1976, 1980, 1984, 1988, 1992, 1996, 2000, 2004, 2007 y 2011).

Mejor resultado: Finalistas (1984 y 2004).

Jugador más veces internacional: Li Ming (141 ocasiones).

Jugador más goleador: Hao Haidong (41 goles).

Apodo: The Great Wall (La Gran Muralla).

Lema de su autobús: The Rising Dragon (La Rebelión del Dragón).

Partidos: Kuwait – China (8 de enero, 14:15 horas de España); Qatar – China (12 de enero, 17:15); China – Uzbekistán (16 de enero, 17:15).

2011 AFC Asian Cup: Grupo A. Uzbekistán

Entrar en cuartos de final pese a las lesiones
Constituidos como República Independiente de Uzbekistan a finales de 1991, esta región salida de la Unión Soviética hizo su debut como selección de fútbol el 17 de junio de 1992 en un amistoso ante Tajikistan. Con apenas dos años de “vida”, los uzbekos celebraron un triunfo asombroso en los Asian Games de 1994 disputados en Hiroshima (Japón). Pero en la Asian Cup todavía no han tenido una participación recordada en la que fueran protagonistas. Es el primer sueño de Uzbekistán, el tratar de meterse en la disputa de las semifinales para más adelante tratar de alcanzar una de las 32 plazas de un Mundial.
Debutaron en la Asian Cup en 1996, cita en la que cayeron en la fase de grupos, al igual que en 2000. En ambas ocasiones fueron últimos de grupo y tuvieron que esperar al 2004 para convertirse en una selección con empaque. China acogió ese certamen, y Uzbekistán concluyó con tres victorias la fase de grupo, sin recibir ningún gol y llegaba a los cuartos de final con mucha moral. Pero ya en la fase del K.O. se las vieron ante Bahréin y se despidieron del torneo en los penaltis tras el 2-2 final. En 2007 también llegaron a los cuartos de final, pero esta vez fue en el tiempo reglamentario en el que cayeron ante Arabia Saudí (1-2).
Pero las bajas han asaltado a la expedición uzbeka en las últimas semanas, por lo que Vadim Abramov ha tenido que prescindir de dos piezas fundamentales como Vitaliy Denisov y Bakhodir Nasimov. Dos contratiempos que quitan potencial a los lobos blancos en la lucha por repetir el pase a los cuartos de final. Denisov era fijo en el combinado nacional y en su club, el FC Dnipro de Juande Ramos, pero una lesión inoportuna ha dejado al defensa fuera de esta Asian Cup. Otro que verá el certamen desde casa es Nasimov, delantero del FC Rubin Kazan, que hasta mayo de 2011 estará cedido en el Neftchi Baku PFC de Azerbaiyán con el que lleva 15 goles en 18 jornadas y está siendo clave en el liderato de su club.
Con estos contratiempos, Abramov tira de los dos clubes más importantes de Uzbekistán (Bunyodkor y FC Pakhtakor Tashkent), así como varios emigrantes por otros campeonatos. Su estrella es Server Djeparov, que ha estado cedido durante el 2010 en el FC Seoul. A sus 28 años, Djeparov (en la imagen) es el capitán, tiene 66 internacionalidades y por él pasan muchas de las posibilidades de los suyos en esta Asian Cup. Uno de los hombres incipientes de este país es Aziz Ibrahimov, centrocampista (24 años) que juega en el Bohemians 1905 checo siendo piedra angular de los de Praga. El pasado verano recibió varias ofertas de Eslovaquia, Eslovenia y otros clubes checos, pero Ibrahimov continua en el Bohemians y ahora tiene la oportunidad de ensalzar su fútbol en la segunda Asian Cup que disputa. En la medular también tendrá mucho que decir Timur Kapadze, que con 76 veces internacional es el líder en esta categoría.
En la delantera, los goles recaerán sobre el veterano Maksim Shatskikh. A sus 32 años, el potente ariete del Arsenal Kyiv ucraniano es el máximo goleador de la historia en el combinado nacional (32 dianas) y todavía tiene mucho que decir para buscar una hombrada en el que será su último torneo continental. Junto a él, Alexander Geyrikh tiene la vitola de ser el complemento perfecto de Shatskikh. Geyrikh comparece en su tercera Asian Cup y es todo un goleador en Uzbekistán. Ahora mismo milita en el Pakhtakor Tashkent y quiere comenzar el 2011 con goles. Como dato, decir que Geyrikh acumula 11 dianas en sus 28 partidos internacionales, pero ocho de ellos llegaron entre 2004 y 2007. A partir del 23 de agosto de 2007 únicamente ha celebrado tres goles, que siempre sirvieron para no perder.
Hoy debutan frente a los organizadores y tienen el papel de invitado a una fiesta que ningún qatarí quiere que destroce. Las estadísticas juegan a favor de Uzbekistán, ya que en tres de las cuatro Asian Cup que han disputado debutaron sin derrota. En 1996 vencieron 0-2 a China, en 2000 un 1-1 con Qatar, en 2004 ganando a Iraq (0-1) y en la última edición fue cuando cayeron (ante Irán por 2-1).
El objetivo es acceder a los cuartos de final, el mismo peldaño que alcanzaron en sus dos últimas comparecencias. Bien es cierto que las bajas de Nasimov y Denisov restan mucho potencial a los lobos blancos, pero parten con muchas opciones de pasar gracias a un Grupo A que puede tildarse como el más flojo de esta Asian Cup.
Participaciones: Cinco (1996, 2000, 2004, 2007 y 2011).

Mejor resultado: Cuartos de final (2004 y 2007).

Jugador más veces internacional: Timur Kapadze (76 ocasiones).

Jugador más goleador: Maksim Shatskikh (32 goles).

Apodo: White Wolves (Lobos blancos)

Lema de su autobús: Strenght is in Unity! (¡La Fuerza es la Unidad!)

Partidos: Qatar – Uzbekistán (7 de enero, 17:15 horas de España); Uzbekistán – Kuwait (12 de enero, 14:15); China Uzbekistán (16 de enero, 17:15).

2011 AFC Asian Cup: Grupo A. Qatar

Mañana comienza la AFC Asian Cup de Qatar. La edición de este año servirá de “ensayo” para el Mundial 2022 que organizará este rico país. Precisamente, los anfitriones tuvieron fortuna con el sorteo y contarán con Uzbekistan, Kuwait y China como rivales. Sin duda, el grupo más flojo. Lo más normal es que ningún integrante del Grupo A acceda a las semifinales. En cuartos se deberían cruzar ante Japón y Arabia Saudí, por lo que las opciones de los dos afortunados son escasas.
Centrándonos en el primer grupo, parece que Qatar tiene muchas papeletas de ser primero, aunque no cuenta con ese bagaje que ofrecen otras selecciones a las que se les asigna ya una plaza en cuartos, o incluso semifinales. Tras los anfitriones, muchas incógnitas. En un principio serían chinos y uzbekos los que se pelearán por la segunda plaza (que si todo es normal les cruzaría con la imponente Japón), mientras que Kuwait no parte con muchas opciones, pero quizás por la igualdad entre los cuatro contendientes pueda meter mano y dar un susto.
Qatar: El sueño de los anfitriones

En todos los eventos a nivel de selecciones la escuadra local parte con cierto halo de simpatía por parte de los aficionados neutrales, incluso por algunos de los implicados. Los qataríes comparecen en su octava Asian Cup, en las que nunca han pasado de los cuartos de final, cima que consiguieron en la edición de 2000 disputada en el Líbano. Lo curioso es que Qatar no vence un partido en la competición continental desde 1988 (certamen que también organizaron), ya que en 1992, 2004 y 2007 cayeron en la fase de grupos con el empate como mejor resultado, mientras que en 2000 alcanzaron los citados cuartos de final, pero lo lograron con tres empates. Ya en esta ronda, perdieron por 3-1 ante China. Por tanto, los de Oriente Medio tienen ante sí una oportunidad para reivindicarse y comenzar un crecimiento que desean que llegue a su punto culmen en 2022.
En lo deportivo, el seleccionador francés Bruno Metsu es un experto del fútbol en Oriente Medio con una trayectoria desde 2002 en los campeonatos de Qatar, Emiratos Árabes Unidos o Arabia Saudí. Desde septiembre de 2008, Metsu es el seleccionador de Qatar y cuenta con un conocimiento del combinado nacional enorme. Uno de sus mayores hitos fue lograr la hombrada de vencer a Francia en el encuentro inaugural del Mundial de Japón y Corea 2002 cuando entrenaba a Senegal. Pero el galo también tiene varios títulos como preparador, con una AFC Champions League con el Al-Ain en 2003, cuatro títulos ligueros (Al-Ain y Al-Gharafa), así como la Gulf Cup of Nations en 2007 dirigiendo a los Emiratos Árabes Unidos.
La convocatoria se sustenta de jugadores de la Qatar Stars League con 22 de los 23 elegidos procedentes del campeonato qatarí. Sólo Hussein Yasser es “foráneo” y juega en el Zamalek SC egipcio a sus 26 años, pero en 2002 fue fichado por el Manchester United y en 2006 por el Manchester City sin llegar a debutar. Si algo tiene trabajado Metsu es la defensa. Sin duda, el baluarte sobre el que quieren sustentarse para tratar de acceder a los cuartos de final. La línea de zagueros no cuenta con hombres veteranos, por lo que este bloque será el mismo que pueda llegar al Mundial 2014.
De la medular hacia adelante cuentan con los hombres con más fantasía. Para empezar, suma mucho Fábio César en la línea de creación. Nacido en Brasil hace 31 años, Fábio César cuenta con 77 encuentros en la Serie A con el Napoli en los que consiguió diez goles. Ya en 2005, puso rumbo a la Qatar Stars League y en 2008 se convirtió en elegible para la selección de Oriente Medio. El brasileño-qatarí es uno de los generadores del fútbol que dirige Bruno Metsu, pero el único foráneo de la convocatoria es otro que tiene mucho que decir en esta Asian Cup. Hussein Yasser es un fijo en el Zamalek y en el torneo que organizan deberá sacar galones para tratar de ganarse un nuevo billete al Viejo Continente. Y en la delantera hay otro nacionalizado que despunta. Es el caso de Sebastián Soria (en la imagen), originario de Uruguay y que en 2004 llegó al Al-Gharafa, aunque al año siguiente decidió cambiar de club al Qatar SC. Tras siete partidos con la selección sub-23, en la que anotó seis goles, para pasar ese mismo año a la absoluta. En 2007, Soria estuvo en la Asian Cup y se erigió en el único qatarí que logró perforar la meta rival. Sebastián hizo tres goles, los únicos de sus compatriotas.
Participaciones: Ocho (1980, 1984, 1988, 1992, 2000, 2004, 2007 y 2011).
Mejor resultado: Cuartos de final (2000).
Jugador más veces internacional: Adel Khamis Alnoubi (110 ocasiones).
Jugador más goleador: Yusef Ahmed (46 goles).
Apodo: Annabi (Granates)
Lema de su autobús: Al-Annabi (Los granates)
Partidos: Qatar – Uzbekistan (7 de enero, 17:15 horas de España); China – Qatar (12 de enero, 17:15); Qatar – Kuwait (16 de enero, 17:15).