¡Fuera de aquí!

serie-a
Unas veces por ir con amigos más veteranos, otras por querer hacerte el gallito y otras tantas por aspirar a correr antes de empezar a andar. ¿Cuántas veces me quedé a las puertas de un bar cuando ya me veía con la copa en la mano e iniciando un flirteo de principiante con una chica? Ni una, ni dos, ni tres…muchas más.