nav-left cat-right

Inglaterra v Holanda con el recuerdo de 1996

Uno de los partidos más interesantes de hoy es el amistoso entre Inglaterra y Holanda en Wembley. Además, supone el debut de Stuart Pearce como técnico de la selección inglesa. Precisamente, Pearce fue uno de los protagonistas de otro Inglaterra v Holanda que se jugó en 1996. No era amistoso, era el tercer partido del Grupo A de la EURO ’96 que se estaba disputando en Inglaterra y se jugó en el antiguo Wembley. Particularmente, creo que aquella era una de las mejores selecciones que ha tenido Inglaterra en los últimos años.

Terry Venables era el técnico de los pross y construyó una selección que jugaba un 4-4-2 claro, con un rombo en medio campo, con dos jugadores por banda, un media punta y dos delanteros. Con la intención clara de jugar la pelota y olvidar el juego aéreo típico, que caracterizaba siempre a los ingleses. Venables culminaba un ciclo de dos años al frente de la selección con el torneo continental que jugaban en casa y en el que había conseguido que Inglaterra fuese una de las favoritas, con un Paul Gascoigne de vuelta y motivadísimo.

Gladbach y Dortmund vuelven a 1996

Mañana sábado a las 15:30 en el Borussia-Park de Mönchesgladbach juegan el primer y segundo clasificado de la Bundesliga, ambos con 29 puntos. El vigente campeón, el Borussia Dortmund de Jürgen Klopp, visita al sorprendente Borussia Mönchengladbach de Lucien Favre. Los dos Borussias se enfrentan en un partido que hacía tiempo que no se disputaba peleando la zona alta de la clasificación. El Gladbach vivió su Edad de Oro en los setenta, el Dortmund en los noventa (salvo el campeonato del año pasado), y este año ambos están peleando la Bundesliga de momento.

En aquella década de los 70, cinco ligas, dos Copas de Alemania y dos Copas de la UEFA, adornaron las vitrinas del Borussia Mönchesgladbach. Además, aquella final de la Copa de Europa del 77 ante el Liverpool y una final de la Intercontinental ante Boca (la jugó por la renuncia del campeón de Europa, el Liverpool, a disputarla). En ambas salió derrotado, pero los nombres de Vogts, Bonhof, Stielike, Simonsen, Wimmer o Heynckes, están grabados con letras de oro en esas camisetas blancas con las rayas verticales de color negro y verde. En el banquillo, el inolvidable Udo Lattek.