nav-left cat-right

10 motivos para no perderte la Russian Premier Lea...

1. Porque Rusia llama a las puertas de Europa con un campeonato cada vez más potente. Lo último que le quedaba a la Russian Premier League, además de seguir convenciendo a estrellas emergentes de que fichen por sus equipos, era que el continente reconociese su valía. Gracias al papel del CSKA, Zenit o Rubin Kazan en Europa, el campeonato del Este ya no se ve como algo lejano, frío y para futbolistas en declive o sin sitio.

2. Por ver el techo del Anzhi Makhachkala tras gastarse 31.5 millones de euros y juntar a Ahmedov y Boussoufa en la línea creativa para surtir de balones a Diego Tardelli. El uzbeco ha llegado cedido del Pakhtakor, mientras que el marroquí, pero nacido en Amsterdam, dejó tirado al Terek Grozny a última hora y rompió el mercado anunciando que se unía a Roberto Carlos y compañía. En punta destaca el brasileño Tardelli, y otra de las apuestas es Jucilei (exCorinthians) por el que han desembolsado 10 kilos. Su meta es quedarse entre los ocho primeros, seguir reforzando la escuadra de cara a 2012 y tratando de acechar los puestos europeos para pasear al Anzhi por el Viejo Continente.

Kazán: La nueva capital de Rusia

Su primera Russian Premier League llegó como un soplo de aire fresco para el fútbol ruso, ya que el Rubin Kazan continuaba la nueva etapa en la que los conjuntos moscovitas no reinan en Rusia. Tras el triunfo en 2007 del Zenit parecía que se abría una época en la que no sólo los equipos de la capital tendrían cabida en el cuadro de honor. Y en esta tesitura llegó el Rubin Kazan, que sorprendiendo a todos se hizo con la Russian Premier League por delante del CSKA Moscow y el Dinamo Moscow. Pero el año pasado volvió a realizar la machada y dejó con las ganas al Spartak Moscow y el Zenit, que concluyeron segundo y tercero respectivamente.

La última demostración de que el fútbol ruso está en alza ha sido la eliminación del Sevilla a manos del CSKA, pero también se recuerda la machada del Rubin en el Camp Nou, donde complicaron muchísimo la clasificación al vigente camepón de la Champions League, y que al final dio con los de Kazan en la Europa League. El transcurrir del club dirigido por Gurban Berdiýew en la segunda competición continental se truncó el pasado jueves con un gol de Gentner en el último minuto de la prórroga para darle al Wolfsburg el pase a cuartos de final.

Con un currículum muy humilde, Gurban Berdiýew está viviendo su mejor momento en los banquillos a sus 57 años, y desde que cogió al Rubin Kazan en 2001 en la Russian First Division (segunda categoría) no ha parado de hacer crecer a los granates y ya son un habitual en Europa gracias al gol que en la última jornada de 2008 logró Savo Milošević. Este año ha comenzado muy bien con la obtención del tercer título de su historia, la Russian Super Cup, que se llevaron frente al CSKA por 1-0. Pero esa racha sigue su curso y tras dos jornadas de la Russian Premier League César Navas y Jordi Figueras (fichado del Celta de Vigo para la nueva campaña) disfrutan del liderato. El Rubin es la única escuadra que está con seis puntos, mientras que el resto de rivales por el cetro ruso ya han pinchado. En la jornada inicial, los tártaros hicieron disfrutar a sus espectadores con el 2-0 sobre el Lokomotiv Moscow tras los goles de Gorbanetz y el potente Bukharov (en la imagen), mientras que el lunes pasado sacaron adelante un difícil duelo a domicilio frente al Tom Tomsk con un solitario tanto del propio Bukharov en el minuto 76. Y este domingo, el Rubin busca mantener el pleno de victorias en su duelo con el Terek Grozni, un sorprendente segundo clasificado.

Pero lo mejor para la nueva aparición del fútbol ruso es que se están convirtiendo en la referencia de su campeonato, tienen un esquema bien definido, un entrenador de nivel y parece que su reinado puede prolongarse muchos años. Habrá que ver si los grandes de Moscú se rebelan y apean del podio al Rubin o son los tártaros los que mantienen la capital futbolística del país en Kazan. Una agradable aparición para todos.

El Rubin Kazan ya prepara celebración

Tras su victoria el pasado fin de semana en el Luzhniki Stadium por 0-2, el Rubin Kazan tiene en su bolsillo más del 75% de la Premier League rusa al sacar cuatro puntos al Spartak de Moscú con sólo seis por disputarse. El cuadro tártaro llegaba a la capital con esa sensación de obligación por ganar, pero a la vez sabiendo que son un club emergente y que caer frente al CSKA no sería descabellado, pese a la mala situación que viven los exjugadores de Juande Ramos. La victoria fue como lo hacen los grandes, manteniendo la portería a cero y anotando en la segunda mitad. El Chori Domínguez (minuto 66) y el potente Bukharov, en el 90, dieron el 0-2 que acerca el segundo título a Kazan.
El Rubin, sin duda, está viviendo el mejor momento de su historia, y además de lograr otra Premier League, parte con bastantes opciones de pasar a los octavos de final de la Champions League si vencen al Dinamo de Kiev en la quinta jornada. Pero antes de cantar victoria, el Rubin debe sacar dos puntos para asegurarse el alirón, ya que tiene ganado el goalaverage frente al Spartak al vencer fuera de casa a los moscovitas por 0-3 y remontar así el 0-2 con el que el sometieron al Rubin Kazan en la primera vuelta.
El rival del próximo 21 de noviembre será el Zenit de San Petesburgo, que visitará el Central Stadium con la obligación de vencer para mantener la tercera plaza, que le da acceso a la fase previa de la próxima Champions League. Al Zenit le está presionando el FC Moscú y el Lokomotiv, que sólo están a dos puntos y si no alcanzan a los de San Petesburgo se tendrían que conformar con los dos puestos de la Europa League. Si no consiguieran sacar nada frente al Zenit, el Rubin tendría una última jornada de infarto (eso sí, después de recibir al Dinamo de Kiev en Champions) en la que tendrán que desplazarse a terreno del Kuban Krasnodar, que es posible que llegue ya descendido. Lo malo para el Rubin será que en la penúltima jornada recorten esos cuatro puntos que le alejan de la salvación, ya que entonces el último encuentro sería a cara de perro y tendría dos objetivos muy distintos: la alegría de un título y la desesperación de caer al pozo del descenso. Sea cual sea el caso, los de Kazan tienen la calidad y el juego suficientes para alzarse con la Premier League en casa ante el Zenit, pero además contarán con una segunda oportunidad, lo que les da una renta enorme.

El Rubin Kazan se agarra al liderato a falta de ci...

El conjunto tártaro vive la mejor época de su historia. Si hace seis años estaban en Segunda, actualmente luchan por hacerse con su segundo entorchado liguero consecutivo, un hito que lograron el pasado curso por primera vez. Con una plantilla sin nombres destacados, el Rubin Kazan hizo historia el pasado año al alzarse con la Premier a falta de tres jornadas para la conclusión gracias a un tanto del incombustible Savo Milosevic. El serbio lideró una plantilla sin mucha calidad, pero que a base de un juego compacto y unos resultados sorprendentes se erigieron en el tercer conjunto de fuera de Moscú que lograba destronar a los equipos capitalinos. Y este año quieren volver por los mismos fueros, aunque el Spartak de Moscú y el Zenit de San Petesburgo están al acecho.
El pasado año nadie pudo ensombrecer su primer puesto, pero lo cierto es que el Zenit de Advocaat, al disputar la final de la Copa de la UEFA aplazó hasta seis encuentros ligueros, por lo que tras el verano, y con la Eurocopa recién terminada, tuvo que recuperar muchísimos encuentros con un calendario muy cargado, que favoreció al Rubin Kazan. Este factor no se ha producido este año, por lo que si alguien tenía alguna duda, los tártaros quieren silenciarlos con otra Premier. Con el turco Karadeniz como hombre más destacado en el centro del campo, el liderazgo defensivo del gigantón César Navas y el olfato goleador de Alejandro Domínguez, el Rubin sigue en lo alto de la tabla con tan sólo un punto de ventaja sobre el Spartak de Moscú y cuatro al Zenit. Un peldaño por detrás está el CSKA de Juande Ramos (a siete puntos del líder), que apura sus escasas opciones de título. Junto a los jugadores mencionados destacan el capitán Semak o Bystrov que pueblan un centro del campo rocoso.

El técnico Kurban Berdiyev es el responsable de este éxito, ya que cogió al Rubin Kazan en la segunda categoría, lo hizo campeón y el año pasado consiguió destronar a los clubes moscovitas y acceder por primera vez en su historia a la Champions League. Los cinco encuentros que le faltan por disputar al Rubin Kazan son los siguientes: visitan el campo del FC Rostov (décimo clasificado), reciben al Krylya Sovetov (12º), juegan un partido crucial en el estadio del CSKA Moscú, acogen al Zenit en la penúltima jornada y terminan ante el Kuban (15º) que se está jugando no terminar entre los dos últimos y perder la categoría. Es difícil pronosticar si el Rubin Kazan volverá a vivir un nuevo torneo liguero, pero lo que es cierto es que esta vez no lo lograrán con tres jornadas de adelanto. Los enfrentamientos ante el CSKA y el Zenit dilucidarán si están hechos de la pasta del campeón.