2011 Asian Cup: Grupo B. Japón

Zaccheroni quiere disfrutar de una generación de ensueño

Son la mejor selección asiática en cuanto a juego, pero ahora les toca refrendarlo sobre el césped. Tienen al técnico con más galones, pero que un único título en su carrera le obliga a demostrar que es algo más que un nombre. Están encuadrados en un grupo en el que sólo Arabia Saudí le pondrá en apuros, pero con nombres no se ganan los encuentros. Japón va a disputar cada envite con la obligación de ganar, y si es convenciendo mucho mejor para que no susciten debates paralelos. Y en la banqueta estará Alberto Zaccheroni, que tras su llegada el pasado 30 de agosto todo han sido buenas noticias desde la distancia de oriente.
No pudo sentarse en el banquillo en los amistosos ante Paraguay (1-0) y Guatemala (2-1) por problemas con el visado, pero el transalpino se estrenó con laureles doblegando a Argentina por 1-0 en un serio test. Días después igualaron (0-0) con Corea del Sur, y desde ese momento Japón no ha realizado ningún test más preparatoria para esta Asian Cup.
Con estos precedentes, los Samuráis Azules parten con la vitola de favoritos en un certamen que no logran desde 2004. En la última edición concluyeron cuartos, pero en estos cuatro años han adquirido un status mucho mayor y llegan a Qatar con la responsabilidad de cumplir las expectativas que han levantado.
Alberto Zaccheroni tenía muchísimos jugadores que disputan los campeonatos europeos para conformar su lista. Finalmente, el italiano llamó a nueve jugadores que están en nuestro continente, a los que hay que sumar a Tomoaki Makino (fichado en los últimos días por el 1. FC Köln) y a Shinji Okazaki (otro que ha dado el salto, y también a la Bundesliga, para defender la camiseta del VfB Stuttgart). Con todo ello, el plantel es de un lujo que cada vez se iguala más a los combinados nacionales del Viejo Continente.
En la portería estará Eiji Kawashima, que en noviembre dio el paso y firmó por el Lierse SK y ya es titular en la Jupiler Pro League con 27 años y buenas perspectivas de futuro. En la defensa, Zaccheroni tomó la decisión de no incluir en la lista de 23 a Tulio Tanaka, que con 29 años el italiano ha preferido prescindir de él por sus escasas opciones de llegar a pleno rendimiento al Mundial 2014 de Brasil (su país de nacimiento). Los que sí que están en la línea de zagueros son Yuto Nagatomo, otro que aprovechó el escaparate del Mundial de Sudáfrica para firmar un contrato en Europa, y Atsuto Uchida. Nagatomo está siendo un fijo en el A.C. Cesena tras la cesión por parte del FC Tokyo. Como curiosidad, decir que el defensor de 24 años fue elegido por Arsène Wenger en su once ideal de la cita mundialista. Por su parte, Uchida no fue convocado por Okada en la cita mundialista, pero el 13 de junio (durante el transcurso del torneo sudafricano) fue firmado por el Schalke 04 y ya es un fijo para Felix Magath.
La medular, con sus dosis de destrucción y otras de creación con fantasía, es cosa de Yasuhito Endō (desde los 21 años en el Gamba Osaka), Daisuke Matsui, el incombustible Makoto Hasebe (un habitual en la Bundesliga con el VfL Wolfsburg) y Keisuke Honda. El exquisito zurdo del CSKA Moscow es una de las armas ofensivas para Zaccheroni y sus tiros libres, así como sus centros, son de un nivel que sólo pueden exhibir los grandes de este deporte. En el enlace estará Shinji Kagawa, un hombre que no fue citado para el Mundial (estaba jugando en el recién ascendido Cerezo Osaka) y el pasado verano fue contratado por el Borussia Dortmund por la irrisoria cantidad de 350.000 €. Kagawa (en la imagen) es pieza fundamental para el líder de la Bundesliga y también es de la debilidad del seleccionador y la afición nipona.
En la punta de lanza peleará sin descanso su tocayo Okazaki, que celebrará de esta manera su recién fichado por el VfB Stuttgart. El que no estará es el irregular Takayuki Morimoto, al que el técnico transalpino le dio la alternativa en los amistosos previos, pero una lesión de rodilla le ha dejado en el dique seco durante el mes de enero y no estará en la Asian Cup.
Sobran los calificativos para tildar a una plantilla con calidad por los cuatro costados y que será el centro de atención de un torneo en el que buscan desbancar a Irak y volver a llevar a Tokyo el trofeo de dominador de Asia. El objetivo es de sobra conocido, la predisposición y las posibilidades de los 23 citados es redundar en elogios, pero ahora la pelota es la que manda y Japón tendrá que traducir palabras bonitas en resultados y el camino hacia la final de Doha el 29 de enero.
Participaciones: Siete (1988, 1992, 1996, 2000, 2004, 2007 y 2011).

Mejor resultado: Campeones (1992, 2000 y 2004).

Jugador más veces internacional: Masami Ihara (122 ocasiones).

Jugador más goleador: Kunishige Kamamoto (75 goles).

Apodo: Samurai Blue (Samuráis Azules).

Lema de su autobús: Samurai Blue! Top of Asia (¡Samuráis Azules! Dominadores de Asia).

Partidos: Japón – Jordania (9 de enero, 14:15 horas de España); Siria – Japón (13 de enero, 17:15); Arabia Saudí – Japón (17 de enero, 14:15).