nav-left cat-right

El futuro está más cerca

Roberto Martinez_Bill Kenwright

“Cuando David Moyes vino a verme por primera vez me dijo que no íbamos a descender. Las primeras palabras de Roberto han sido: conseguiré ir a la Champions League”, así relataba Bill Kenwright, presidente del Everton FC, su primera charla con el técnico de Balaguer.

Apuesta ambiciosa para un club que ha participado tres veces en la Copa de Europa (1963-64, 1970-71 y 2005-06), aunque sólo en los setenta llegando a la fase final. Fue apeado por Panathinaikos en cuartos de final, por el valor doble de los goles en campo contrario. Quizás esta Premier League tan disputada resuelva sus plazas de Champions League por la diferencia de goles…

Roberto Martínez, en sus entrevistas iniciales, tampoco rehuyó el tema y se mostró ambicioso. “Si queremos lograr un sueño debemos encontrar el camino para, algún día, llegar a posiciones de Champions League, y esto lleva un proceso. Hay que ser pacientes. Es el objetivo del futuro”. Dio un paso más, pero dejó claro el margen temporal. Para terminar con un sincero: “Acabar en el top 6 sería un premio magnífico”.

Alcanzado el ecuador de la competición, los números del Everton se componen de 10 victorias, 7 empates y sólo 2 derrotas (en octubre a domicilio ante el Manchester City y el Boxing Day frente al colista Sunderland en Goodison Park) para sumar 37 puntos y ocupar la cuarta plaza, la segunda mejor marca del club en una primera vuelta de Premier League, sólo por detrás de los 40 de la 2004-05, la que derivó en la tercera, y última, presencia en el escaparate de la Champions, aunque cayese en la fase previa.

El inicio de curso

Tras tres empates consecutivos para abrir la Premier llega el Deadline Day, la jornada en la que los amantes al rumor disfrutan durante 24 horas. Tras un año excepcional de Marouane Fellaini como mediapunta con David Moyes, Roberto retrasó su zona de influencia unos metros para situarlo junto a Leon Osman en la medular (Ross Barkley por delante), y en el último día de fichajes se consumó su salida. Se venía rumoreando su venta y/o la de Leighton Baines, pero finalmente el lateral no se movió.

El belga voló con Moyes (también en esas últimas 24 horas se fue Victor Anichebe), pero llegaron James McCarthy (viejo recluta de Martínez en el Wigan Athletic), Romelu Lukaku y Gareth Barry. La apuesta por Barkley y la incoporación de Barry suplían la ausencia de Fellaini, que por detrás del punta no tenía hueco para el catalán.

La primera victoria llegó en la cuarta jornada, y se produjo ante el Chelsea de Mourinho, uno de los equipos que iba a pugnar por el cetro. Steven Naismith finalizó el centro que descolgó Nikika Jelavić casi en la línea de fondo.

Lukaku

La aparición de Lukaku

El 19 de septiembre, dos días antes de la visita al West Ham United, Roberto Martínez pronunciaba las palabras clave: “Yes, Rom is ready to be available”. Entró en el descanso del encuentro y fue el artífice del 2-3 final en el minuto 85. Desde la jornada seis se hizo un hueco en el once titular y siempre ha sido de la partida. 15 encuentros en Premier con el Everton (14 como titular) para sumar 9 de los 31 goles del equipo. A sus 20 años, el espigado belga ya ha echado instancia para estar entre los elegidos de José Mourinho en el Chelsea 2014-15. Sus números no dejan lugar a dudas. Hasta la salida al campo del Lukaku, la producción ofensiva del Everton se reducía a tres goles en cuatro partidos y medio (0,66 de media). Desde entonces, 28 en 14 partidos y medio (1,93 de media). Jelavić, titular en las primeras cinco jornadas, no ha vuelto a ser de la partida. El banquillo ha sido su hábitat natural y su aportación se ha reducido a 31 minutos, saliendo como revulsivo en tres encuentros.

Jagielka-Distin, zaga de confianza

La retirada de Phil Neville iniciaba una nueva era en el vestuario. Tras seis años con el menor de los Neville portando el brazalete de capitán tocaba elegir al nuevo líder. Ya en la rueda de prensa, Roberto Martínez manifestó su confianza en Phil Jagielka, y en una extensa entrevista a Everton TV antes de iniciar la pretemporada refrendó su creencia. “Admiro a Phil Jagielka. Está probablemente en la cima de su carrera. Creo que es el mejor momento para él”. Con el internacional inglés como cacique de la zaga, con Baines a un costado y el sorprendente Seamus Coleman al otro, parecía que sólo quedaba comprobar quién sería el compañero de baile de Phil. Los postulantes eran Sylvain Distin, Antolín Alcaraz (fichado por Martínez del Wigan Athletic) o John Heitinga. El primero y el tercero no transmitían una seguridad acorde a los objetivos que se marcaba el club, mientras que Alcaraz debía demostrar que no estaba ahí por el manager y que su lesión en la ingle (le dejó fuera casi cinco meses el curso anterior) era un mal sueño del pasado. Pero a finales de julio fue el bíceps femoral el que trastocó sus planes. Lesión hasta finales de noviembre para el paraguayo. La confianza recayó en Distin, el francés de 36 años, y lo cierto es que ha forjado una sociedad muy solvente con Jagielka. Del inglés nadie dudaba, pero el galo siempre estaba en entredicho cada 4-5 partidos, pese a sus cuatro temporadas completas siendo titular en al menos 24 encuentros.

Las revelaciones

Venía ya de ser un clásico en el último Everton de David Moyes, pero Seamus Coleman ha multiplicado su productividad con Roberto Martínez al frente. Descarado, superdotado físicamente y con gol. Sumaba 4 goles en 81 partidos de Premier con el Everton hasta la llegada del de Balaguer, y en los 19 de este curso (titular todas las jornadas) suma 5. Celebró su centenario con la camiseta toffee de la mejor manera posible. Estamos hablando, casi sin ningún tipo de dudas, del mejor lateral derecho de la Premier League en la actualidad.

Coleman

Si con Coleman no se le puede dar todo el mérito a Roberto (aunque el crecimiento ha sido brutal), la medalla sí que le cae con Ross Barkley. Con 13 partidos a sus espaldas en Premier, y dos cesiones el curso pasado, al nuevo entrenador no le tembló el pulso para darle el puesto en el once de Fellaini y hacer un all-in con una de las grandes promesas del fútbol inglés. Titular en 15 jornadas (y habiendo participado en 18 encuentros de la primera vuelta), Barkley ha exhibido su magia a base de pases inverosímiles, carreras que se aplauden, ayudas en medular y goles. Con 20 años ya ha superado el miedo escénico y toma decisiones en un Everton que navega cuarto en un océano de gran calado como es la Premier League.

Otras dos aportaciones han sido las de Gerard Deulofeu y la de Bryan Oviedo. El catalán, cedido por el FC Barcelona, ha tenido en Roberto a su valedor, pero también en la persona que ha dosificado el impacto del habilidoso extremo. Si apenas minutos hasta noviembre, Deulofeu fue aumentando su participación en el penúltimo mes del año: 28 minutos contra el Tottenham, 35 frente al Crystal Palace y 41 en el derbi ante el Liverpool. Ya estaba preparado. En la jornada 13 fue titular en Goodison contra el Stoke City y aportó su gol en el 4-0. Ya en diciembre disputó la recta final del triunfo por 0-1 en Old Trafford y en 12 minutos igualó en el Emirates ante el Arsenal. Se ganó su segunda titularidad liguera el 14 de diciembre, pero se lesionó en los isquiotibiales. Volverá en 2014. El que se aprovechó de una lesión fue el costarricense Bryan Oviedo. Con Baines como santo y seña en el carril zurdo, la rotura de un dedo del pie del inglés sirvió para ver al ex del København en acción. Profundidad, mucho trabajo y dos goles, el más importante el 0-1 ante el Manchester United en el minuto 86. Tal ha sido su rendimiento que el domingo fue titular ante el Southampton en la medular, ya con Baines recuperado y establecido en el lateral izquierdo.

Everton_2013_14

Once definido

19 jugadores utilizados en 19 jornadas, pero un once ideal muy definido. En la imagen superior se aprecian los protagonistas del 4-2-3-1 de Roberto Martínez. Entre paréntesis se observan las titularidades en dicha posición, con Kevin Mirallas siendo el menos querido con 12 titularidades, aunque también aportó cuatro más en el costado izquierdo. La portería y la defensa es un bloque, con Joel Robles y Antolín Alcaraz arañando una titularidad cada uno, así como las seis de Oviedo (por lesión de Baines). En la medular, el exWigan McCarthy forma la dupla ideal con Barry, aunque destaca la gran aportación de Leon Osman. Titular en 14 ocasiones, Osman se ha movido en cuatro posiciones: pivote derecho (6), pivote izquierdo (2), mediapunta derecha (2) y mediapunta central (4).

Cuatro meses y medio después del debut liguero, el Everton de Roberto Martínez no puede pedir más. Es el equipo con menos derrotas, el quinto más goleador y el menos goleado junto al Arsenal. Tras sus seis partidos ante los más poderosos (Arsenal, Manchester City, Chelsea, Liverpool, Manchester United y Tottenham) el botín cosechado es de dos victorias, tres empates y una derrota (tres disputados en Goodison y otros tantos a domicilio). La Champions League es un objetivo de futuro para el técnico, pero lo cierto es que está a 19 jornadas de convertirse en una realidad. No lograrlo no implicaría decepción alguna. Todo lo generado hasta ahora sirve de ayuda para el tramo final.

Fotos: Página web oficial del Everton FC
Alineación: Footballuser.com

Un comentario a “El futuro está más cerca”

  1. Patrick Hart dice:

    El añejo y vetusto Everton, nueve veces campeón de Inglaterra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>