nav-left cat-right

El sueño de Bahréin, a 180 minutos

Normalmente, los focos de clasificación para un Mundial sólo se centran en Europa o Sudamérica, pero tanto en África, Asia y Oceanía se viven encuentros con mucha tensión. Cierto que es un fútbol menor, que habrá que esperar mucho tiempo para que algún representante de estos continentes llegue a la final de un Mundial, pero para muchos de ellos llegar a la mayor cita futbolística es ya un premio enorme. Hoy nos queremos centrar en la historia de Bahréin, que está a una eliminatoria de conseguir su primera clasificación para un Mundial.
El 10 de octubre se inicia una eliminatoria (la vuelta será el 14 de noviembre) entre el quinto mejor equipo de la clasificación de la zona de Asia y el campeón de la zona oceánica. Bahréin y Nueva Zelanda están a dos partidos de la cita en Sudáfrica, sólo a 180 minutos tras un duro camino iniciado en 2008. La selección kiwi se ha visto beneficiado del trasvase de Australia a la zona asiática, pero todavía tienen ante sí la responsabilidad de eliminar a una selección emergente como es la de Bahréin.
Los Rojos, como se le conocen a los asiáticos, ya estuvieron a punto de conseguir un billete para Alemania 2006, pero Trinidad y Tobago les impidió cumplir el sueño de acudir a su primera cita futbolística. En la ida, disputada en Puerto España, el encuentro acabó en empate a uno, por lo que Bahréin partía con cierta ventaja para el partido definitivo. Pero el combinado capitaneado por el veterano Dwight Yorke dio la campanada al ganar a domicilio por 0-1, y dejar a los jeques árabes sin su sueño.
Cuatro años más tarde, Bahréin está ante la misma tesitura, aunque parece que el rival es algo más débil, aunque deberá superar la barrera de tener que jugar la vuelta en Nueva Zelanda. Una de las bazas de los dirigentes de Bahréin es la contratación de entrenadores de prestigio, así como la nacionalización de jugadores de otros países que disputan el campeonato del país o se mueven por Asia. En el banquillo de los Rojos está el veterano y experimentado técnico Milan Máčala (en la imagen), que a sus 66 años cuenta con 15 años de experiencia dirigiendo a equipos y selecciones en Asia, consiguiendo en 1996 y 1998 la Copa del Golfo de Naciones con Kuwait.
Bahréin llega a esta eliminatoria con la moral por las nubes, ya que en la eliminatoria definitiva en Asia venció a doble partido a Arabia Saudí. Los Rojos empataron (0-0) en casa, y también igualaron, esta vez 2-2, en Arabia Saudí. Lo curioso de aquel partido fue que los árabes metieron el segundo gol en el minuto 90, pero cuatro minutos más tarde Bahréin dio la sorpresa al anotar el empate que significaba la clasificación de los pupilos de Milan Máčala.
Algunos jugadores se dejaron seducir por un puñado de petrodólares para defender una camiseta con la que no tenían ningún tipo de vínculo. Uno de ellos es una de las estrellas del equipo, Jayce John Okwunwanne, nacido en Nigeria hace casi 24 años, que ya cuenta con 41 internacionalidades (en los que ha hecho 11 tantos) para los Rojos. John (en la imagen) juega actualmente en el Mouscron belga, pero luce con orgullo la camiseta de Bahréin, que además de poder disputar un Mundial le ha reportado mucho dinero a su cuenta corriente. Pero John todavía está a 180 minutos de llegar a la mejor cita futbolística, la que a finales de 2005 se le escapó en su propio estadio ante Trinidad y Tobago.

2 comentarios a “El sueño de Bahréin, a 180 minutos”

  1. cityground dice:

    Pues esta eliminatoria me interesa mucho porque soy muy fan de Nueva Zelanda (sobre todo de los All Blacks), deseo que se clasifiquen los All Whites, les cogí cariño en el mundial 82 cuando era la selección mas floja y exótica.

    Okwunwanne es la estrella de Bahrein pero es un equipo muy solido y en principio son favoritos, pero su clasificación ante Arabia Saudi fue milagrosa.

    Nueva Zelanda dio una impresión muy pobre en la Copa Confederaciones, pero esta vez estarán Ryan Nelsen del Blackburn, y los nuevos internacionales McGlinchey que juega en Australia pero se formo en el Celtic Glasgow y Rory Fallon del Plymouth, que hasta ahora no podían jugar con los All Whites por una normativa de la FIFA que ha sido modificada.

    Tengo pensado escribir alguna crónica de esta eliminatoria cuando se dispute, buen artículo Santi.

  2. Santi Retortillo dice:

    Pues ya seremos dos "locos" viendo esa eliminatoria por algún enlace raro de internet, jaja.

    Yo la verdad que no pude ver a Nueva Zelanda en España, por motivos obvios de edad, jaja, pero lo cierto es que cualquiera de las dos selecciones que se clasifiquen supondrán un toque nuevo para el Mundial.

    Con Ryan Nelsen y los nacionalizados ganan puntos, pero yo también pienso que Bahréin parte con más opciones.

    Un saludo.
    Santi.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>