nav-left cat-right

Enschede prepara su incendio agradable

Una de las actividades más comunes para diferenciar a la gente es ponerle etiquetas. La misma medicina podríamos aplicar a la hora de categorizar las ciudades o los países. París es la ciudad del amor, Las Vegas la capital del juego, Nueva York el epicentro de los rascacielos o Moscú la primera acepción de la palabra frío. Muchos escalones por debajo en popularidad está Enschede, una pequeña localidad de 156.000 habitantes al este de los Países Bajos que este miércoles tendrá su primera opción de llevarse la Eredivisie. Su primer campeonato liguero y una alegría poco común para la ciudad y para los aficionados del Twente.

En estos momentos, el club de Enschede aventaja en cuatro puntos al Ajax, con tres jornadas por disputar. Los pupilos dirigidos por Steve McLaren podrían poner una mano en el trofeo liguero si vencen a domicilio al AZ Alkmaar, que está en quinta posición y se está jugando entrar en la Europa League sin tener que disputar el playoff que juegan del quinto al octavo. Además del gran caudal ofensivo que atesoran los Tukkers, la seguridad defensiva está siendo otro arma que están explotando al máximo, ya que en los últimos nueve encuentros sólo han recibido cuatro tantos. Un triunfo el martes dejaría el título emplazado al próximo domingo en De Grolsch Veste, donde 24.000 aficionados se dejarán el alma para vencer al Feyenoord y poder festejar un campeonato que está en el horizonte, pero que tras el 7-0 del Ajax al VVV Venlo parece que podría perderse de forma agónica. Si nos atenemos a la historia de Enschede, el Twente no se llevará esta Eredivisie, ya que la pequeña localidad neerlandesa está condenada a sufrir y a tener que resurgir de sus cenizas.

No es precisamente la mejor frase si tienes la posibilidad de visitar Enschede, ya que a lo largo de su historia se le podría etiquetar como la Ciudad de los incendios (y las desgracias en general). Durante la Edad Media, la mayoría de las viviendas fueron construidas en madera, por lo que existía un amigo común y temido: el fuego. 1517, 1750 y 1862 son tres números a los que nunca jugarían los vecinos de Enschede en la lotería, ya que en esos tres años el fuego fue un tema manido en las conversaciones que surgían en la ciudad. Mitad por los dichosos edificios de madera y otra mitad por la mala suerte (o las malas artes), los ciudadanos de Enschede se conocieron comúnmente con el apelativo de Brandstichters (Pirómanos). Por si esto fuera poco, el último gran incendio, el de 1862, coincidió con el crecimiento en la ciudad de un gran centro de producción textil, y estos fuegos hicieron que este repunte de felicidad se viera truncado. Con estos antecedentes, fue normal que Enschede fuera una de las primeras ciudades neerlandesas en ser capturadas por los alemanes en la II Guerra Mundial. Las dos últimas desgracias ocurrieron en los últimos 40 años. En la década de los 70, la producción textil se truncó por la competencia feroz de Extremo Oriente, y este parón en la industria que abastecía la mayoría de ingresos a Enschede hizo que la ciudad se declarase en quiebra. Pero todavía quedaba un incendio por vivir, el ocurrido el 13 de mayo de 2000 en una fábrica de fuegos artificiales, que acabó con la vida de 23 personas.

Esta semana se puede producir el mayor hito deportivo de la ciudad, la consecución de la Eredivisie por parte del Twente, que hasta el momento solo tiene dos títulos coperos en sus vitrinas. Este triunfo sería una alegría para una ciudad condenada al fracaso, a la tristeza y a la desgracia. Jugadores como Bryan Ruiz, Cheick Tioté, Miroslav Stoch, el defensa Douglas o Slobodan Rajković desconocían de esta maldición de Enschede antes de fichar por el Twente, en parte por venir de otros países y en parte porque los directivos de los Tukkers no mencionaban ninguna característica de su futura ciudad para que no se echasen atrás. Mientras tanto, el Twente está a seis puntos de ser campeón de la Eredivisie, de su primer título liguero, y por un día la ciudad de Enschede dejará a un lado ese oscuro pasado por el que se les conoce. Ahora, y gracias a este hito deportivo, esta pequeña localidad neerlandesa será conocida por algo más que las cenizas de una historia ligada siempre a la desgracia.

Espero que os haya gustado esta historia. Una historia diferente, y no por el contenido de la misma, sino por el dolor que he sufrido en su redacción al conocer la muerte de Juan Manuel Gozalo, uno de mis referentes en el periodismo deportivo español. Espero que mis lágrimas te hayan llegado en forma de abrazo, y que algún día pueda ostentar un currículum la mitad de exitoso que el que usted deja. Descanse en paz.

8 comentarios a “Enschede prepara su incendio agradable”

  1. Esteban dL dice:

    mirá, yo no se si se niveló para abajo o se emparejó, pero que otros clubes excepto los 3 que todos conocemos en Holanda peleen el campeonato está perfecto. Lo de la mufa histórica, no tenía la más puta idea.

  2. Agustin Peraita dice:

    La Historia no es de los vecedores…me acabo de hacer del Twente a muerte….

    Futbólogos

  3. diego dice:

    como siempre impecable post. Gracias

  4. FI dice:

    Ojalá que el Twente se lleve la liga para darle una alegría a su ciudad, que se lo merece.

    Por cierto, en nuestro blog estamos regalando mediante quiniela la Biografía oficial de Pelé, "Mi legado". Espero su participación.

  5. cityground dice:

    Pensaba que el Twente tenía alguna liga, lo tienen bien para ganarla aunque el Ajax esta apretando de lo lindo. Lo de los incendios ni idea.

    También me gustaba Gozalo, DEP.

  6. El carril del 8 dice:

    Gran post¡¡ lo cierto que tiene la liga al alcance de la mano, y de forma mas que bien merecida, espero que culmine la gran temporada ganando el título.
    Juan Manuel Gozalo, Descanse en paz¡

    Un saludo
    http://carrildel8.blogspot.com/

  7. Erich dice:

    Esto es lo bonito del fútbol, como un grupo de jugadores no tan conocidos llegan y hacen una campaña casi perfecta y logran estar a la puerta de un campeonato histórico. Muy bien por Bryan Ruiz, esperamos verlo jugando en España la otra campaña o en Inglaterra. Muy interesante este artículo.

  8. Arturo Bolaños dice:

    Pués si la ciudad tiene 156.000 habitantes, le deben sumar los 4.5 millones de costarricenses que orgullosos de este joven jugador lo vamos a apoyar ahora y en el futuro. Gracias por la referencia histórica, que a los jugadores les debe dar mayor ánimo para alcanzar la Eredivisie y convertir los incendios en fuegos artificiales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>