nav-left cat-right

Hazañas y revanchas

En tierras americanas ya saben que es eso del soccer. Lejos quedan los recuerdos del Cosmos de Pelé o un deporte que se fue integrando poco a poco en el país en penosos campos de hierba artificial. En la última década, Estados Unidos ha progresado a pasos agigantados, y el germen de esta escalada se inició con la organización del Mundial ’94. En aquella ocasión, los yankees cayeron en octavos de final frente a una Brasil que a la postre sería campeona con un tanto de Bebeto a falta de 20 minutos para la conclusión. Se acabó el sueño americano, pero ese Mundial, además de su participación en Italia 1990, hacía que la afición ya no viese al fútbol como un deporte raro. Poco a poco se iba a ir asentando en la sociedad.

Desde 1990, Estados Unidos ha estado presente en las últimas cinco citas mundiales, y en Sudáfrica tiene también billete asegurado. Pero en esta ocasión quizás puedan dar un salto más de calidad y pelear esos octavos de final. En Japón y Corea llegaron a los cuartos de final (aunque su mayor logro son las semifinales en el primer Mundial de la historia) donde cayeron con Alemania con un solitario gol de Michael Ballack.

Su tranquila fase de clasificación, una gran Copa Confederaciones en la que derrotaron a España en semifinales, así como un gran trabajo de Bob Bradley desde que tomó las riendas de la selección en diciembre de 2006, hacen que el Tío Sam y sus secuaces sean muy respetados por sus rivales. Lo previsible sería que accedieran a los octavos de final por detrás de Inglaterra, y allí vérselas con Alemania en busca de la revancha del 2002 en la que los finalistas de dicho torneo dejaron fuera a hombres como Claudio Reyna, Brian McBride, Pablo Mastroeni o un jovencísimo Landon Donovan.

El mayor problema para los chicos de Bob Bradley es que tendrán que debutar frente a Inglaterra (en la que sería una previsible derrota), por lo que los encuentros frente a Eslovenia y Argelia serán encuentros de mucha tensión debido a que no podrán fallar si quieren alargar su estancia en Sudáfrica. Al igual que en un presumible cruce de octavos querrán vengar ante los alemanes su eliminación en Japón y Corea, los yankees miran con esperanza el encuentro de debut de este sábado contra los de Fabio Capello, ya que ya les lograron derrocar en el Mundial de 1950 en Brasil en la fase de grupos, pese a que esos dos puntos no sirvieron para nada. Si por algo se caracterizan los norteamericanos es por su fe y su tesón a la hora de afrontar los retos, y este antecedente dará alas a Donovan, Altidore o Dempsey.

Cómo llegó… Nadie dudaba de que Estados Unidos estaría en el Mundial, pero pese a ello, tuvieron que pasar dicho trámite. En primer lugar borraron del mapa a Barbados en una eliminatoria a ida y vuelta que se saldó con un 9-0 en el global. Posteriormente, acabaron primeros con 15 puntos en un grupo en el que tenían como rivales a Trinidad y Tobago, Guatemala y Cuba (se clasificaban dos para el Hexagonal. Y ya en la fase final, fueron primeros por delante de México, Honduras, Costa Rica, El Salvador y Trinidad y Tobago con un balance final de seis victorias, dos empates y dos derrotas. Con estos resultados, los de Bob Bradley completaban una preparación para el Mundial muy enriquecedora en la que se confirmaron como un grupo muy a tener en cuenta.

El equipo. Todavía con algunas aristas por pulir, el cerebro de la selección americana será Michael Bradley (en la imagen), hijo del seleccionador, pero de largo el hombre con mayor calidad. A sus 22 años, el mediocampista del Borussia Moenchengladbach será el encargado de darle criterio a los yankees, mientras que a su lado estará José Francisco Torres, que pudo elegir a México, lugar donde nació, pero al final se decantó por los Estados Unidos y con 22 años ya ha acumulado una decena de internacionalidades. Una de las tareas pendientes será ver cómo se desempeñan Bradley y Torres para contrarrestar los ataques por el centro del resto de selecciones, ya que esta pareja no es precisamente muy defensiva, así que ahí pueden sufrir.

En defensa el fijo es Oguchi Onyewu, que tras una gran Copa Confederaciones llegó al Milan libre, pero no pudo disfrutar de minutos en la Serie A por una gran lesión de rodilla. Sin duda, Onyewu es el líder de la retaguardia norteamericana, en la que todavía hace falta dirimir quién será su acompañante en el eje de la zaga, una posición en la que están como candidatos Carlos Bocanegra (lateral izquierdo en el Rennes, pero central con Bradley) y DeMerit, que fue fijo en la Copa Confederaciones, pero que no ha vuelto a contar para el seleccionador hasta hace pocas semanas, por lo que todavía no hay nada claro. Los laterales serán para Jonathan Spector y su tocayo Bornstein.

Las alas de la medular serán para dos clásicos del soccer, Clint Dempsey y Landon Donovan. Tras su gran año en el Fulham, aunque sufrió una lesión en el tramo final, Dempsey es uno de los hombres más móviles de los que dispone Bob Bradley, y además de en la banda, puede desempeñar funciones de segundo delantero si la situación lo requiere. Y una de las eternas promesas siempre será Landon Donovan, que a sus 28 años parece no haber ofrecido todo el fútbol que atesora. Tras una corta etapa en el Everton ha vuelto a los Galaxy, pero su habilidad le hace un caramelo para cualquier club europeo.

Y en la punta del ataque tenemos al fortísimo Jozy Altidore, que tras el triste accidente de coche de Charlie Davies se queda huérfano en la delantera, por lo que Bradley tendrá que decidir entre Hércules Gómez (ariete del Puebla y en esta de gracia) o Robbie Findley, que ha sido reclutado a última hora. Parte con ventaja el buen cabeceador del Puebla mexicano para ser el compañero de batallas de Altidore.

Estrellas. Landon Donovan será uno de los jugadores a los que se dirigirán la mayoría de las miradas del gran público. Con unas actuaciones sobresalientes en la MLS, hay que comprobar si en Sudáfrica puede emplearse a un nivel similar, o se le viene grande la cita. Un buen rendimiento le puede dar su último tren en forma de contrato suculento en Europa. En el centro de la defensa, Onyewu (en la imagen) deberá demostrar por qué el Milan le contrató cuando expiró su contrato con el Standard Liège, además de consolidar su buena Copa Confederaciones. Otro de los grandes atractivos de los yankees será Michael Bradley, que será el motor de la selección y con su facilidad para pisar el área contraria será una amenaza constante junto con Dempsey, Donovan, Altidore y el elegido entre Gómez y Findley.

Calendario. Complicado inicio para los Estados Unidos, que este sábado disputarán uno de los partidos más atractivos que se podrán ver en la fase de grupos frente a la Inglaterra de Fabio Capello. Las casas de apuestas ven una victoria para los pross, pero Bob Bradley ya sabe lo que es vencer a rivales de nivel como España o ponérselo muy difícil a Brasil, así que no se descarta una sorpresa a tenor de las últimas noticias que llegan desde la expedición de Inglaterra.

Tras este choque de altura, Estados Unidos iniciará su verdadero Mundial en las que se las verá con Eslovenia y Argelia. Dos triunfos darían con los norteamericanos en octavos de final, aunque quizás les baste con vencer a los africanos y empatar con los eslovenos.

Inglaterra – Estados Unidos. 12 de junio, sábado. 20:30 horas.
Eslovenia – Estados Unidos. 18 de junio, viernes. 16:00 horas.
Estados Unidos – Argelia. 23 de junio, miércoles. 16:00 horas.

Un comentario a “Hazañas y revanchas”

  1. cityground dice:

    El Mundial 94 fue un antes y un después en el fútbol en Estados Unidos, desde entonces están progresando y esta vez creo que tienen serias opciones de llegar a Octavos, su debut ante Inglaterra va a ser interesante.

    Su línea mas floja me parece la delantera, Altidore no ha demostrado gran cosa ni en España ni Inglaterra y el resto militan en la MLS o Mexico y les falta experiencia internacional, igual juega Buddle que marco un par de goles Australia hace poco.

    Vaya currada te estas metiendo con el Mundial.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>