nav-left cat-right

Holanda se volverá a quedar a las puertas

Con un centro del campo romo, una defensa dubitativa y Van Persie en un estado de forma deplorable, Holanda se volverá a quedar a las puertas del cetro mundial. Como en 1974 y 1978. Aunque en esas ocasiones desplegaron un fútbol de fantasía, una escuela que ha sentado cátedra y que siempre es y será recordada como un ejemplo perfecto de una generación maravillosa que se quedó a las puertas del éxito. Nunca es bueno decir las cosas en caliente, ni tampoco adelantarse a los acontecimientos, pero todo lo que sea ver a Gio van Bronckhorst levantar el Mundial el próximo domingo sería una injusticia. Alemania y España son infinitamente superiores al cuadro neerlandés.

El combinado de Bert van Marwijk acumula varias individualidades exquisitas, pero como equipo no divierten a nadie. No vale el pleno de ocho triunfos consecutivos en la fase de clasificación, ya que sus rivales fueron Noruega, Islandia, Escocia y Macedonia, ni los cinco en Sudáfrica. Sólo se apreció un atisbo de la Naranja Mecánica en la segunda parte ante Brasil, aunque los de Dunga perdieron porque se durmieron tras la reanudación. Ayer, frente a Uruguay, Holanda no mereció ganar. Lo más justo habría sido llegar a la tanda de penaltis. El partido fue un cúmulo de imprecisiones entre dos medulares llenas de errores en la creación. De hecho, los europeos preferían subir la pelota por el carril del veterano Van Bronckhorst antes de dársela a De Zeeuw o Van Bommel. Sneijder tuvo que bajar a recibir la pelota, pero al no ser su zona de acción, el mediapunta del Inter perdía muchos enteros de su calidad.

El segundo gol se produjo en fuera de juego. Mientras Sneijder lo celebraba, Van Persie resoplaba mirando de reojo al linier, que se equivocó al conceder el tanto debido a que el del Arsenal hizo intención de tocar la pelota. El tercero, que parecía la sentencia, fue un cabezazo soberbio de Arjen Robben, que picó la pelota alojándola sobre el poste derecho de Muslera haciendo imposible el intento de parada. Holanda pasó a la final. Lo hizo apurada, ya que Uruguay acortó con el 2-3 del Mono Pereira, y la tuvo en la última jugada, aunque los nervios atenazaron las piernas de los celestes.

La dupla formada por Joris Mathijsen y John Heitinga no tiene ni de cerca la calidad del tándem Puyol-Piqué. Los laterales son de un nivel aprobado, Van Bommel y De Jong no tienen capacidad para engarzar una jugada de ataque con dos pases bien dados. Todo queda para los cuatro hombres de arriba. Dirk Kuyt es incansable, se sacrifica los 90 minutos. Está cuajando un gran Mundial, pero realiza más esfuerzo que la recompensa que recoge. Robben y Sneijder son las dos armas de Van Marwijk. Las piernas a las que acudir en caso de apuro. Las vías de escape de un combinado Oranje con un 9 que no está en su momento. Robin van Persie deambula por el campo. Algunos dirán que Fernando Torres está haciendo lo mismo en España. Cierto. Pero The Kid cuenta con una pólvora que el del Arsenal desconoce. Y caso aparte es el festival Van Bommel. Posiblemente el jugador de la actualidad con más mala uva y peores intenciones que hay. Siempre va a hacer daño, lo conscientemente y, además, suele adornar sus patadas con simulaciones para confundir al árbitro.

Nadie puede echarles nada en cara. Son finalistas de un Mundial. Aunque la verdad es que de una cita de Sudáfrica con un pobre nivel futbolístico. Del torneo de este verano nos quedaremos con el momento de Villa, la posesión de balón de España, la lucha y el orden de Uruguay y Paraguay, aunque en menor medida, y la regeneración de la Alemania de Joachim Löw (que no engañen el 4-1 a Inglaterra y el 4-0 a Argentina, porque tuvieron opciones de perder ambas eliminatorias).

No tengo ningún tipo de duda que sea España o Alemania quien acceda a la final, Holanda se volverá a quedar a las puertas. Puede ser que el fútbol les deba una a los tulipanes, pero si no aprovecharon su oportunidad ahora va a ser difícil que lo consigan. Holanda será subcampeona del mundo por tercera vez. En esta ocasión, por merecimiento propio.

2 comentarios a “Holanda se volverá a quedar a las puertas”

  1. cityground dice:

    Ojala se cumpla tu previsión pero no lo veo tan fácil, no juegan demasiado bien pero hacen goles con facilidad, justo al revés que España.

  2. davichin19 dice:

    Me enamoraron en la pasada Euro, pero sin embargo, a esta Holanda le falta algo de chispa en relación con aquella de hace un par años. Sin embargo, su efectividad es insuperable como han demostrado al llegar hasta la final. Estoy de acuerdo en que España es muy superior y debería ganar… ahora bien, el fútbol a veces no es un deporte justo… aunque esperemos que en esta ocasión si lo sea

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>