nav-left cat-right

Honores a los semifinalistas

La eliminación la noche del sábado de Argentina y Colombia provocó que se empezase a hablar de las sorpresas que ha deparado esta Copa América 2011. Ayer, la despedida de Brasil y Chile alimentó esta teoría. El problema es que el prisma desde el que se está analizando es el equivocado. Todos se centran en los vencidos, y pocos están reconociendo el trabajo de los vencedores. Recuerdo ver la Kirin Cup, torneo que organiza Japón con el formato de triangular. Se disputó entre el 1 y el 7 de junio con la selección local, República Checa y Perú. Tres partidos, cero goles y la posible sensación de cuatro horas y media perdidas delante del ordenador.

Todo lo contrario. La cita nipona me ayudó a descubrir a algunos futbolistas que los conocía de resúmenes, de lecturas a especialistas o, sinceramente, que no sabía de su existencia. Me centré especialmente en Perú, que andaba preparando la cita sudamericana. Gracias a los consejos de Alejandro Muñoz, especialista en fútbol de la CONCACAF y CONMEBOL (y que tras muchos años de trabajo ha encontrado su recompensa en como ojeador del Novara Calcio), fui descubriendo a muchos hombres que Markarián eligió para calibrar su potencial antes de dar la citación definitiva.

Yotún (me encandiló), Advíncula, Balbín o Cruzado se hicieron habituales para mí en los dos empates a cero ante Japón y los checos. Debo reconocer que su triunfo ante Colombia me produjo especial satisfacción por ese idilio que tuve con ellos en la Kirin Cup. Las portadas y referencias se han ido a la eliminación de los cafeteros, así como el adiós de Argentina, Brasil y la Chile de Borghi, pero las cuatro sorpresas en el mata-mata te reconcilian con esa sensación de ver las enormes diferencias entre clubes. El equipo nacional es otra historia. Sentirte representante de tu país espolea a futbolistas que durante el año apenas tienen protagonismo. Véase, José Paolo Guerrero: ocho partidos ligueros en dos años en el Hamburger SV. Eso sí, convirtiendo cuatro dianas.

Junto a Bolivia y los sucedáneos de México y Costa Rica, Perú llegaba a Argentina como una de las cenicientas del certamen. A base del rigor de Markarián desde el banquillo, la garra de sus futbolistas y las dosis de calidad de los líderes (Vargas y Guerrero), la Rojiblanca se ha colado en semifinales para jugar con descaro ante Uruguay. La clasificación de los charrúas es la que menos me sorprendió personalmente. Equipo que olvida la medular, pero que con una defensa y una medular aguerrida, así como la calidad en ataque ha encontrado una combinación perfecta con Tabárez como profesor. En el partido frente Argentina, Palito Pereira jugó un papel vital siendo el nexo entre Arévalo Ríos y Diego Pérez (hasta que lo expulsaron) y Luis Suárez y Forlán. La Celeste y Perú se medirán en la primera semifinales la noche del martes al miércoles (02:45 CET) en el Estadio Ciudad de La Plata por un puesto en la gran final.

Lo de Paraguay también es para escribir un libro. Gerardo Tata Martino se está erigiendo como un técnico que tiene cuerda para rato y que, en menor medida que Marcelo Bielsa (por ahora), sería interesantísimo verlo en el Viejo Continente. Plantearon un envite serio desde su faceta defensiva. De nuevo con la defensa de cinco y echando piropos al reloj para que corriese más de la cuenta. Su primer tiro a puerta llegó en los instantes finales de la prórroga tras un centro de Estigarribia que Valdez cruzó en demasía y se marchó rozando el poste de Júlio César. Ya en los penaltis, la templanza y la fortuna jugaron del lado guaraní para asegurarse un 2-0 tras cuatro lanzamientos brasileños y tres de los de Martino.

Su rival será Venezuela (miércoles a jueves, 02:45 CET en el Estadio Malvinas Argentinas, en Mendoza), que por momentos se sintió acosada tras el grandísimo remate de Chupete Suazo, pero a falta de diez minutos apareció Cichero para hacer el 1-2. Con Rondón en el banquillo, César Farías apostó por Maldonado y Miku, aunque el del Málaga salió mediada la segunda mitad. La Vinotinto confirmó el fin de semana de las sorpresas. Cayeron los favoritos, pero debe prevalecer que Perú, Uruguay, Paraguay y Venezuela siguen al frente tras ser (en algunos casos) subestimados por la crítica. Por cosas así te reconcilias con el fútbol. Incluso en un torneo con un nivel tan discutible como esta Copa América 2011. Y sí, esa Kirin Cup sirvió de mucho.

2 comentarios a “Honores a los semifinalistas”

  1. marco dice:

    Venezuela va a llegar a la final, ya le empato a Paraguay en fase grupos, tiene el equipo para lograrlo. Visita mi blog, en el encontraras historias del deporte rey muy interesantes, la direccion es http://futbolenlasangre-marco.blogspot.com/

  2. Nico García dice:

    Perú ha conseguido algo muy grande. Aunque no se haya metido en la final, estar entre los cuatro mejores de América, por delante de Argentina o Brasil ya dice mucho…

    Saludos desde La Escuadra de Mago

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>