nav-left cat-right

La artillería africana del Molde FK

Senegal y Costa de Marfil son dos países situados en África occidental. Ambas naciones han estado presentes en el Mundial (en 2002 los primeros, y en 2006 y 2010 los segundos), y como toda región africana su progresión en el fútbol es notoria. El continente negro es una mina de exportar jugadores. Con la globalización, sus promesas no sólo recalan en España, Alemania, Italia, Inglaterra o Francia (su mayor cuna para crecer). Campeonatos del Este de Europa, Centroeuropa o el Báltico han pasado a ser un nuevo vivero para muchos futbolistas que deben hacer escala antes de acometer el gran reto de disputar una de las Ligas con más flashes.

En Noruega, más concretamente en la región de los fiordos, se encuentra la Ciudad de las Rosas. Con una población algo por debajo de los 25.000 habitantes, Molde es la trigesimoquinta urbe de este país de la Península Escandinava. En Molde es posible que haya más rosas que vecinos, pero también existe siempre una presencia africana en su club de fútbol en los últimos años. En sus inicios el Molde FK pasó diez años (1963 a 1973) entre la Tercera y Segunda División, pero a partir de 1974 fue un asiduo de la máxima categoría noruega. Ese peregrinaje de casi cuatro décadas únicamente se vio perturbado por cinco temporadas en las que descendió. La última en 2007, pero hace unas semanas iniciaron su cuarto curso consecutivo en la Tippeligaen.

El 9 de noviembre de 2010 fue una fecha importantísima para los blanquiazules. Ole Gunnar Solskjaer firmaba un contrato de cuatro años para ser el técnico del Molde. A sus 38 años, ese hombre con cara de niño bueno se desvinculó del Manchester United (dirigía a los Reserves) para enrolarse en una escuadra que defendió como futbolista entre 1994 y 1996. Lo que quedó claro es que el entrenador nacido en Kristiansund iba a seguir apostando por el gen africano en la zona atacante, en la que tan bien habitó durante 17 temporadas. Desde el 2006, el máximo anotador del Molde FK procedía del continente negro, a excepción de José Mota (brasileño que en 2008 lideró la tabla de su equipo con 12 dianas, y que ahora está cedido en el Suwon Bluewings). En su último precedente en la Adeccoligaen (2007), Pape Paté Diouf fue el artillero del equipo. Pese a que sus números fueron discretos (cinco en el año del último descenso), el actual delantero del Molde FK se abanderó en el líder en una campaña complicada. Tanto en 2007 y 2009 (el primer curso en propiedad y el segundo cedido por el Manchester United) el elegido fue Mame Biram Diouf, que con 10 y 16 celebraciones por curso volvió a poner a los noruegos en el mapa.

En 2007, el potente ariete que actualmente defiende la camiseta del Blackburn Rovers (sigue a préstamo por el ManU) fue el principal culpable de que el Molde FK ascendiese de nuevo a la Tippeligaen, mientras que dos años más tarde aumentó su registro en seis dianas (hizo 16) y completó una temporada histórica para el club con el subcampeonato liguero (a siete del Rosenborg) y cayeron en la final copera. Fue un revés durísimo, ya que su rival (el Aalesunds FK) venía de salvarse in extremis de disputar en playout por la permanencia. Con el Ullevaal Stadion de Oslo como escenario, el Molde llegaba con la vitola de favorito. El partido se marchó a la prórroga tras el 1-1 en los 90 minutos. La prórroga también fue de infarto y cada contendiente anotó una diana más. En los penaltis, el fallo inicial de José Mota fue clave, ya que a partir de ahí nadie erró su lanzamiento y el Aalesunds alzó el trofeo. Ese 8 de noviembre de 2009 el acento africano siguió presente en el Molde. Los dos goles de la final fueron obra de Mame Biram Diouf, en la que significó la última presencia de uno de los hijos pródigos de los blanquiazules.

El año pasado, curso discreto en lo colectivo (fueron 11º de 16), pero volvieron a destacar en lo individual. La baja de Mame Biram Diouf (en la imagen) la suplieron con Baye Djiby Fall, fichado el curso anterior por el Lokomotiv Moscow. Con sus 16 goles ayudó a que el club presidido por Erik Berg no sufriese. Fall fue el máximo anotador de la Tippeligaen y se ganó el derecho de volver a la Russian Premier League con el propósito de tener minutos con los moscovitas. Solskjaer tenía claro que la apuesta africana debía seguir su curso. En las tres jornadas iniciales no han logrado vencer (dos empates y una derrota), pero sendas igualadas han llegado gracias al gen africano que predomina el ataque. El senegalés Makhtar Thioune es el encargado de enlazar con la delantera, mientras que Pape Paté Diouf y Davy N’Guessan (llegado este invierno del Hønefoss BK) tienen la misión del gol. El empate como locales (2-2) ante el Tromsø se produjo con uno de Diouf y otro de N’Guessan, mientras que el pasado lunes consecharon el mismo guarismo con doblete de N’Guessan, que suma tres en otras tantas jornadas.

No hay duda, el éxito del Molde FK en la época contemporánea se basa en ese arraigo con los jugadores africanos en la delantera. Este año a Solskjaer le están dando la razón. La Ciudad de las Rosas está muy cómoda compartiendo calles con unos soldados llegados del sur que son la artillería del club de la ciudad.

2 comentarios a “La artillería africana del Molde FK”

  1. cityground dice:

    Muy bueno el artículo, tiene buena pinta la delantera africana del Molde, veremos que rendimiento saca al equipo Soljskaer.

    No sabía que Molde era tan pequeño, tiene mas merito estar en la Tippeligaen.

  2. Juan Chenlo dice:

    Gran artículo, como curiosidad añadir que este año ha llegado un noruego exjugador del Molde al fútbol español, se trata de Knut Olav Rindaroy, llegó cedido al Depor en verano, aunque en el mercado de invierno se quedó sin ficha, curiosamente para otorgársela a Javito, que no juega por problemas burocráticos, un saludo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>