nav-left cat-right

Odense BK: Conoce al rival del Villarreal en la Champions League

Han pasado algo más de siete años desde la última vez que se vieron. Corría el mes de julio de 2004 y el Villarreal CF debía disputar la Copa Intertoto para intentar llegar a la extinta Copa de la UEFA. Enfrente tendrían al Odense BK. La eliminatoria se saldó con un 0-5 en el global para los españoles, anotando uno de los goles Santi Cazorla, que este curso será una de las grandes ausencias en El Madrigal. Será difícil que se repita un resultado así, aunque viendo la capacidad ofensivo de los de Garrido no habría que descartarlo. Lo que sí que se verá es más gente en ambos estadios. En aquella eliminatoria, un total de 4.523 personas vieron en total la ida y la vuelta.El Odense BK concluyó segundo el pasado curso en la Superligaen por detrás de un intratable FC København que sumó 81 puntos. Gracias a una diferencia de cuatro (sus 55 por los 51 del Brøndby IF), el conjunto dirigido por Henrik Clausen (40 años) se ganó el derecho a disputar las eliminatorias por acceder a la UEFA Champions League. Entraron en juego en la tercera ronda de clasificación al medirse al Panathinaikos FC, que llegaba como favorito. Además, los helenos se llevaron un 1-1 TRE-FOR Park, que fue agridulce porque Reginiussen igualó en el minuto 90. La vuelta se presentaba con los locales dominando el duelo, pero Johansson adelantó a los nórdicos en el tramo inicial y el partido se volvió loco. Remontada griega (2-1) y volteo del marcador hasta un 2-4 que dejó K.O. a todos. Petropoulos maquilló el guarismo en el 95.Su esquema habitual es el 4-4-2, pero en el partido de vuelta frente al Panathinaiikos, y el pasado sábado en encuentro liguero, Clausen salió a escena con un 4-1-4-1, que podría ser el dibujo elegido para no dejar muchos huecos ante la velocidad y pegada del Villarreal. A la hora de iniciar la fase defensiva, el Odense se cierra en un 4-5-1 en el que las bandas y el mediapunta presionan para dificultar la salida de balón rival. Su media de altura es de 1.84 metros, pero lo cierto es que no aprovechan esa condición. Todo lo contrario. Ante el København, en el duelo de la segunda jornada, las dos dianas que recibieron vinieron de sendos errores en la marca. Clamorosos, sin saber sacar una pelota en el área pequeña. De hecho, el segundo de los campeones daneses (quedaron 2-2) se produjo tras una asistencia de Zanka (central) a Ottesen (su pareja en el eje de la zaga) dentro del área.

El mayor provecho que saca el Odense es en el momento en el que Peter Utaka recibe el balón de espaldas, la aguanta y espera que los compañeros se incorporen. Otra de las armas es la banda zurda, con Kadrii haciendo las veces de extremo. Incansable y con calidad. En caso de disponer de algún libre directo, Ruud (el lateral derecho) es el seleccionado para romperla. No apuesta por la colocación, sino por la potencia e intentar ver puerta. En caso de apostar por salir con dos delanteros, Falk es el que acompaña a Utaka. 19 años, menudo y sin mucho gol. Si la opción es la del 4-1-4-1 (casi seguro que sea la elegida por el técnico), Andreasen se moverá por detrás del punta. Ayudando en labores defensivas por delante de Djemba-Djemba y Sørensen (capitán y con cierto toque en su pierna zurda, pero que podría ser lateral izquierdo mañana).

El hombre más destacado es Peter Utaka, delantero fuerte, con mucha potencia y que sabe aguantar el balón cuando se encuentra solo. Uno de sus escuderos es Bashkim Kadrii. Danés de 20 años y que ya comentaba que ocupaba la zona zurda. Mucha calidad, desborde, incansable y capaz de hacer un ovillo al que se le ponga por delante. El tercero en discordia sería Andreasen, que en esa posición de mediapunta suele tener numerosas llegadas en las que sorprende a la espalda de Utaka. Las lagunas de los daneses llegan atrás. Por suerte para ellos (sí, en serio) no estará Bernard Mendy (antiguo jugador de PSG o Hull City). Su verdadero costado es el derecho, pero en el Odense es utilizado como carrilero izquierdo. Sin nociones de juego, alocado, duro y yéndose constantemente al ataque dejando su espalda libre. Una muestra de su inestabilidad fue que vio la segunda amarilla (y por lo tanto la expulsión) en el minuto 93, con 2-4 en el marcador a favor de los suyos en tierras griegas, y por ello mañana cumplirá sanción. Además, la pareja de centrales, formada por Christiansen y Reginiussen no es rápida. Todo lo contrario. Y tampoco tienen el mando suficiente para aleccionar a los suyos en las jugadas a balón parado. La velocidad de los delanteros castellonenses podría ser el factor diferencial de cara a dejar encarrilada la eliminatoria en Dinamarca.

El posible once del Odense sería: Wessels; Ruud, Christiansen, Reginiussen, Sørensen; Djemba-Djemba, Traore; Johansson, Andreasen, Kadrii; Utaka.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>