nav-left cat-right

Resumen del día en Sudáfrica (11/06)

Se abrió el fuego en Sudáfrica y ya está en marcha el primer mundial de la historia en el continente negro. De momento sólo se recordará por las dichosas vuvuzelas, ya que el juego de momento escasea y ambos encuentros han dejado mucho que desear. Sin duda una tarde que se caracterizará por las ausencias. En Sudáfrica no tuvo protagonismo Steven Pienaar, a México se le echó de menos a Chicharito Hernández, que no fue de la partida, pero en el Uruguay-Francia la nómina se multiplicó, ya que Anelka, Ribéry, Gourcuff, Luis Suárez o Diego Forlán jugaron muy por debajo de su nivel.

La diversión como motor de juego

Y Johannesburg se transformó al fútbol. La ciudad no hablaba ni pensaba en otra cosa. El Soccer City era una olla a presión con casi 92.000 espectadores esperando el debut de los Bafana Bafana en su Mundial. Antes de todo mencionar la forma en la que Sudáfrica encaró el encuentro. Lejos de ser un manojo de nervios por la responsabilidad de defender el honor de todo un país, los africanos salieron al calentamiento con un baile lleno de emoción. ¿Se imaginan a Capello observando esta parafernalia? Pues el cuadro capitaneado por Aaron Mokoena utiliza la diversión, el baile y la alegría para afrontar su cita mundialista. La excepción fue ver como el infiltrado Booth (el único jugador blanco de la expedición sudafricana) ni movía los labios. Era una tabla sin ritmo. La diversión se acabó con el pitido inicial del uzbeco Irmatov.

Las cosas no comenzaron de la mejor manera posible, ya que los pupilos del Vasco Aguirre tomaron las riendas del juego y durante el primer cuarto de hora sobaron la pelota mientras Sudáfrica corría detrás del balón. Pese a este dominio, el técnico de la Tricolor sorprendió dejando en el banquillo a hombres como el Chicharito Hernández o Andrés Guardado. Pero entonces apareció Giovani dos Santos, de largo el mejor de los aztecas, que dejó a un lado su turbulenta carrera desde que salió del Barcelona y no le pesó la responsabilidad de canalizar todo el ataque.

Mientras, Parreira veía preocupado la evolución del choque, quizás pensando qué demonios hacía embarcado en un proyecto tan complicado. Pero todo cambió. En los últimos diez minutos del primer acto los locales dieron un paso adelante para empezar a crear algo de peligro. Ya en la segunda mitad, fue Tshabalala el autor del primer gol del Mundial 2010. Corrió por el perfil zurdo como un gamo y cambió el esférico a la escuadra. El juego entonces dio un vuelco enorme. Ahora que los Bafana Bafana tenían la victoria momentánea se interesaron por mimar el balón. Y Modise tuvo en sus botas sentenciar el choque. El centrocampista erró en la definición y poco después Guardado puso un balón muy cómodo y vio como tres compatriotas estaban en el área solos para rematar. Y el elegido fue Rafa Márquez. El mismo que hizo el último gol de México en el Mundial de Alemania ha sido el encargado de inaugurar la cuenta anotadora de su país.

Sudáfrica nos dejó las ganas, la alegría y el espíritu de un equipo inferior que quiere multiplicar sus esfuerzos para prolongar su sueño. Y México basó su juego en la creatividad de Giovani dos Santos y en la jerarquía de Márquez, que al margen del gol, cuajó una gran actuación por su colocación y su eficacia en la salida del balón.

Las vuvuzelas evitaron el sopor

Aburrido. Soso. Infumable. Soporífero. Tedioso. Rácano. Así podríamos seguir recitando una lista infinita de epítetos para definir la sensación que dejó el choque entre franceses y charrúas. Un viernes por la noche es muy tentador para hacer planes. Dejar a un lado todo e irte a disfrutar de la noche, los amigos y tomarte unas copas acompañado de la relajación y muy lejos del estrés o las obligaciones. Pues espero que sus planes fuesen de lo más cotidiano, porque haber renunciado a algo por el espectáculo que nos han ofrecido unos y otros ha sido decepcionante. Había muchas expectativas puestas en este encuentro, y la verdad es que se ha convertido en un cúmulo de despropósitos.

Una noche de ausencias. Ninguna de las estrellas invitadas a la fiesta respondió. Anelka fue un islote, el imaginativo Gourcuff sigue siendo pequeño con los bleus, Ribéry deambuló sin ser incisivo, Forlán lo intentó pero no tuvo muchas ocasiones ni puntería y Luis Suárez se desesperó y se dedicó a tratar de tumbar a los fortísimos defensas galos y se olvidó de mostrar su magia.

Otra de las notas negativas fue ver como una de las posibles sensaciones de este Mundial, Nicolás Lodeiro, tuvo una tarjeta de presentación horrorosa con su doble amarilla en los 19 minutos en los que estuvo sobre el Green Point Stadium de Cape Town.

Sólo las vuvuzelas ayudaron a que los aficionados no se durmiesen, porque el espectáculo programado por Domenech y Tabárez emborronó una primera jornada que parecía que iba a cerrarse con un choque vibrante y lleno de emoción.

3 comentarios a “Resumen del día en Sudáfrica (11/06)”

  1. Nico García dice:

    Sudáfrica lo ha intentado. En defensa son muy malos, pero en ataque tienen chispa. México, ha jugado mucho con juego y al final casi se quema. Y del otro encuentro lo he visto a medias, pero por lo que parece penoso. Al final, el que no se clasifique se acordará de sus planteamientos a defender.
    Saludos desde La Escuadra de Mago

  2. FI dice:

    Totalmente de acuerdo con tu post, creo que tenemos muchos puntos en común sobre el análisis a la selección mexicana.

  3. Fran Castarlenas dice:

    Mexico intentó poner fútbol pero le falta un 9 de referencia. Guille Franco siempre fue bueno de espaldas a portería pero necesita al lado el que meta los goles. Chicharito podría serlo pero creo que está un poco verde. Cuahtemoc Blanco sigue siendo el que más visión de juego tiene, pero es que está en un estado de forma calamitoso. Sudáfrica bien, como siempre tiene jugadores muy interesantes como Tshabalala, Gaxa y Masilela, me traía los tres a Zaragoza sin pensármelo.

    Del Francia-Uruguay nada de nada. Decepcionante ayer el rendimiento de Luis Suárez, pero es que es imposible trenzar una jugada si juegas con dos arriba y 9 defensas. Nadie del medio tiene cierto toque. Gargano les da mil vueltas, y ayer no jugó.

    Hoy sí que tenemos más ingredientes para ver fútbol.

    Un saludo Santi.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>