nav-left cat-right

Resumen Internacional 11-13 de mayo

Increíble última jornada de las principales ligas europeas. Una temporada espectacular que acabó como se merecía; a lo grande

Especialmente remarcable fue la victoria (3-2) del Manchester City, campeón en Inglaterra tras remontar en el descuento dos goles a un Queens Park Rangers que dio mucha más guerra de la esperada. El dominio de los citizens en el partido fue escandaloso (acabaron con 44 tiros, mientras que su rival solo disparó en tres ocasiones) e incluso se pusieron por delante con un tanto de Zabaleta. Sin embargo, el QPR con 10 jugadores por expulsión del violento Barton, logró remontar al campeón y hasta el minuto 91 con un tanto de Dzeko y finalmente en el ’94 con el punto de campeonato que logró Agüero, la afición no pudo levantar los brazos y gritar que el City era campeón 44 años después de su último título. Su rival, el Manchester United, hizo los deberes y venció al Sunderland (0-1) con gol de Rooney y se veía vencedor de la Premier hasta que en el descuento su rival ciudadano le dio la vuelta al desenlace de esta liga, que se recordará durante muchos, muchos años.

En la lucha por la tercera plaza, que proporciona un acceso directo a Champions League, el Arsenal venció (2-3) con bastantes problemas al Wolverhampton Wanderers, ya descendido, gracias en gran medida al guardameta local Füllöp, quien tuvo una actuación desastrosa, facilitando dos de los tres goles de los gunners. Cuarto, en previa de Champions siempre y cuando el Chelsea no venza al Bayern en la final de Múnich, pues en ese caso serían los de Di Matteo quienes ocuparían ese último pase, es el Tottenham. A los de Redknapp de nada les sirvió superar al Newcastle por (3-1) para remachar la tercera plaza. Para Europa League se clasificaron Newcatle, Chelsea (vía FA Cup) y Liverpool (vía Carling Cup) y descendieron Wolverhampton, Blackburn Rovers y en esta última jornada el Bolton Wanderers, incapaz de superar al Stoke City en el último partido.

A pesar de que en Italia ya se había decidido el campeón, la Juventus FC, que finalizó invicta el Scudetto tras vencer en la última jornada al Atalanta con 3-1, esta última fecha fue imperdible porque se decidió la tercera plaza, que otorga billete a la Champions, y porque se retiraron de sus respetivos equipos jugadores muy importantes del balompié transalpino. En Milán dijeron adiós mitos como Nesta, Gattuso, Seedorf o Inzaghi, autor de uno de los goles del 2-1 que los rossoneri le endosaron al Novara Calcio. En el Inter se despidió Iván Córdoba, tras 13 campañas como interista, en la derrota de los de Stramaccioni ante la Lazio por 3-1. En el Bolonia jugó su último partido Marco Di Vaio, mientras que en la Juventus se retiró un mito viviente de la Vecchia Signora y del fútbol italiano el gran Alessandro Del Piero, que incluso fue capaz de convertir un tanto en su último choque.

Por lo que respecta a la última plaza de Champions y a la Europa League, Udinese consiguió mantener su puesto en el pódium al superar al Catania en Sicilia por 0-2, con tantos de Fabbrini y del incombustible Di Natale, y jugará en la máxima competición continental el año próximo. Con esto, el excelente SSC Napoli se tendrá que conformar con la Europa League, igual que Lazio e Inter. El descenso fue para Lecce, Cesena y Novara.

En Francia, todavía queda una jornada por disputar. Allí el Montpellier dio un paso de gigante para adjudicarse la Ligue 1 al vencer en el último minuto al Lille, quien también podía meterse en la lucha final, por 1-0, dejando la distancia con el PSG a tres puntos y permitiéndose el lujo de no tener que ganar en la última jornada para levantar la copa. Los de Ancelotti, esta vez sí que fueron el equipo que se espera, y arrollaron por 3-0 a su rival, el Rennes. No obstante, en la fecha definitoria deberán vencer y esperar que el Montpellier pierda para poder ser campeones.

En Turquía, el campeonato se definía con el derbi intercontinental entre Fernerbahçe y Galatasaray, ambos equipos de Estambul. El Galatasaray necesitaba arrancar un empate de la cancha de su rival y a pesar de que fue un choque rudo y bronco, con un expulsado por cada equipo, los de Riera consiguieron el objetivo con un 0-0 y se coronaron campeones de Turquía, igualando así el número de títulos del Fenerbahçe. El partido acabó con enfrentamientos entre ambas aficiones, que convirtieron la cancha en un terreno de guerra, y las fuerzas de seguridad. Los jugadores no pudieron celebrar el triunfo y tuvieron que ser custodiados para poder salir del campo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>