nav-left cat-right

Sudáfrica: Vuvuzuelas, Mandela, Parreira y una ilusión

Pregunten por Sudáfrica, y la primera persona que les vendrá a la mente será Nelson Mandela y su incesante lucha por convertir a un país roto en lo que hoy se ha convertido. Pregunten por Sudáfrica a cualquier aficionado que presenció la pasada Copa Confederaciones, y se le vendrá a la mente (y al oído) el chirriante sonido de las vuvuzelas. Posiblemente el instrumento del mundo que más odio. Y por el único motivo que me gustaría que este Mundial se disputase en otro lugar.

Al margen del ídolo local y del instrumento de moda, Sudáfrica pone todas sus esperanzas en Carlos Alberto Parreira. El preparador de Brasil en Estados Unidos ’94 está empapado de la cultura de los Bafana-Bafana y ya tiene en su libreta nombres y características de los 29 preseleccionados, de los que tendrá que desprenderse de siete.

Cómo llegó… Sudáfrica fue elegida para ser la sede del Mundial 2010. El primero que se disputa en África, y lo que supone un paso adelante para el fútbol en el continente negro y una apertura de fronteras por parte de la FIFA. De esta manera, los Bafana-Bafana se enfrentan a su tercera cita mundialista, pero sin duda a la más importante por todo lo que significa para el país. Sus dos participaciones anteriores datan de 1998 y 2002, y en ninguna de ambas ocasiones pasaron de la primera fase. Lo normal sería que con el público de su lado tampoco pasen, ya que se las tendrán que ver con México, Uruguay y Francia en un complicado Grupo A.

El equipo: Con siete jugadores todavía por descartar, el once inicial de Parreira no está del todo claro, y en los amistosos que están disputando antes del inicio del Mundial el preparador carioca sigue con sus probaturas en busca de la pócima secreta que obre el milagro al calor de sus compatriotas.

En la portería estará Itumeleng Khune. El portero del Kaizer Chiefs local es el elegido por Parreira y será el encargado de prolongar los sueños de todo un país. La zaga tiene a un cacique, y no es otro que Aaron Mokoena, el central del Portsmouth, que bien podría lograr un buen contrato en la Premier League si se mantiene a su nivel. En el lateral derecho es fijo Gaxa, como acompañanate de Mokoena estará Booth y el carril izquierdo queda para Masilela, que se ha ganado su puesto desde el lejano Maccabi Haifa israelí.

Uno de los mayores quebraderos de cabeza para Parreira es la elección de los canalizadores del juego de los Bafana-Bafana. Yo me la jugaría por el campeón ruso Sibaya, que ha demostrado su buen nivel en el Rubin Kazan, mientras que a su lado puede estar Siphiwe Tshabalala, Bernard Parker o Dikgacoi. La verdad que no está nada claro qué pareja de mediocentros saltarán el 11 de junio frente a México en la inauguración del Mundial, y esa es una duda que Parreira debería resolver, porque no sería bueno llegar con dudas en una selección que debe dar el 200% para poder pasar de ronda.

Las bandas de Sudáfrica son para la estrella del equipo, Steven Pienaar y para el extremo de los Orlando Pirates Teko Modise. Sin duda, el futbolista del Everton tendrá que tirar del carro junto al capitán Mokoena. El menudo mediapunta de los Toffees recibirá un marcaje especial por parte de los rivales, porque conocen de lo que es capaz. Su rapidez, su cambio de juego y una gran visión de juego son sus armas, pero no descarten que le veremos pisar el área rival infinidad de ocasiones, porque por él pueden pasar las mejores jugadas de los sudafricanos en la mayor cita del futbol.

La punta del ataque queda para Mphela (que jugará un paso por detrás) y para Bernard Parker. El pasado verano Parker fichó por el Twente, y esta temporada ha sido de éxito para él: campeón de la Eredivisie y titular de su selección en su país. Parker estuvo siempre a la sombra de las grandes estrellas del conjunto dirigido por McClaren, pero jugó 14 choques, dos de ellos como titular. Aunque no metió ningún tanto en el campeonato doméstico, sí que pudo celebrar dos dianas en la KNVB Cup, al igual que los dos que convirtió en la pasada Copa Confederaciones. En el banquillo estará un clásico del fútbol africano, Benni McCarthy, que cambió el Blackburn Rovers por el West Ham el último día del mercado de fichajes invernal y ha estado en el dique seco durante seis semanas. Pese a ello, es uno de los hombres fuertes del vestuario, y cuenta en su currículum con haber estado en las dos citas mundialistas que Sudáfrica ha disputado hasta la fecha. No será quien cope las portadas, pero en caso de problemas, será el arma de Parreira para que su veteranía y su veterano olfato ayude a los Bafana-Bafana en su Mundial. En su ilusión.

Estrellas: Sin duda el hombre más destacado del cuadro de Carlos Alberto Parreira es Steven Pienaar (en la imagen). Es posible que veamos su mejor versión en su primer Mundial, o quizás el peso de la responsabilidad le diluya. También será importante qué tipo de atención le prestan los rivales, ya que podría recibir defensas individuales en cada partido para noquear el ataque de los Bafana-Bafana. Frente a él tendrá a laterales izquierdos de nivel como Evra o Salcido, y a huesos duros como los uruguayos.

Unos metros más atrás estará Aaron Mokoena, que ya acumula más de 100 internacionalidades. No hay quien le tosa en la zaga sudafricana, y tendrá que multiplicarse para ayudar a una defensa en la que están dos hombres del campeonato local, como son Gaxa y Booth.

Calendario: Sudáfrica será la encargada de abrir fuego en este Mundial. En caso de derrota, su segunda jornada frente a Uruguay podría ser clave y vital para el futuro de los Bafana-Bafana. En el caso de sumar un triunfo en las dos primeras jornadas, el choque definitivo sería frente a Francia el 22 de junio. En ese caso, el país entero se movilizaría y podría convertirse en el mayor hito de Sudáfrica en su historia.

Sudáfrica – México. 11 de junio, viernes. 16:00 horas.
Sudáfrica – Uruguay. 16 de junio, miércoles. 20:30 horas.
Sudáfrica – Francia. 22 de junio, martes. 16:00 horas.

Un comentario a “Sudáfrica: Vuvuzuelas, Mandela, Parreira y una ilusión”

  1. FI dice:

    Me gustó el análisis, sobre todo porque haces énfasis en Steven, hasta mencionas a Salcido.

    Saludos, creo que Sudáfrica sí califica, la localía pesa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>