nav-left cat-right

Tú a Londres y yo a…Teherán

Curiosa historia la que tiene la familia Kranjčar. Actualmente Niko, el entusiasta mediapunta surgido de la cantera del Dinamo de Zagreb lucha por meter al Tottenham en la Champions League, pero su padre puso los cimientos de su carrera mediante consejos y oportunidades. Tras sustituir a Otto Baric en 2004, Zlatko Kranjčar no dudó en llamar a su hijo, que hasta ese momento triunfaba en la sub-21, y ponerlo directamente en el once titular de los ajedrezados. La gente polemizó sobre si esta oportunidad llegaba por los lazos familiares o por la calidad del joven Kranjčar. Pero el tiempo dio la razón a Niko, pero mucho más a Zlatko. Mientras el hijo se pasea por Buckingham Palace o Hyde Park, su padre intenta sobrevivir por la peligrosa Teherán.

Zlatko Kranjčar cuenta con varias experiencias exóticas en su dilatada carrera como entrenador que comenzó en 1992 al frente del HNK Segesta, y que durante siete años le paseó por varios banquillos de Croacia. Ya en 1999, Cico, como se le conoce, tomó rumbo a Egipto para dirigir al El-Masry durante una campaña y después ponerse al frente del ND Mura 05, que jugaba en la Slovenian 1.SNL. Ya en el verano del 2001 volvió al calor de su país y tuvo experiencias en el NK Zagreb (en dos ocasiones), el HNK Rijeka, el Croatia Sesvete y el combinado nacional. En 2007 vivió su penúltimo éxodo a lo desconocido, en este caso el afortunado fue el Al-Shaab de los Emiratos Árabes Unidos. Ya en 2009 vivió un año muy convulso, con tres experiencias en 12 meses: Croatia Sesvete, DAC 1904 Dunajská Streda (club eslovaco en el que fue fichado en abril haciéndole un contrato por dos años, pero donde duró unos meses) y su actual vivencia, que le llevó a Irán para dirigir al Persepolis Football Club el pasado mes de julio sustituyendo al portugués Nelo Vingada que dejó al club en la quinta posición en la campaña 2008/2009.

En la actualidad, Zlatko Kranjčar mantiene en quinta posición al Persepolis en la Iran Pro League tras 16 jornadas (queda una para llegar al ecuador del campeonato) a cinco puntos del Sepahan, que es el líder y su próximo rival liguero el 28 de noviembre. La plantilla de Kranjčar tiene el bloque de jugadores iraníes, en concreto 26, mientras que el cupo de extranjeros lo forman un alemán, dos brasileños y un iraquí. La Iran Pro League fue creada en 2001, y en esos ocho campeonatos se cuenta con seis gandores distintos. El Persepolis y el Esteghlal son los únicos que suman un doblete, mientras que el actual líder, el Sepahan sucedió al Persepolis en la lista de ganadores en 2003, ya que el conjunto que ahora dirige Cico Kranjčar se alzó con el primer campeonato de este nuevo formato. El Persepolis es un gran club de Teherán que cuenta con seis departamentos deportivos: fútbol, baloncesto, voleibol, taekwondo, fútbol-sala y natación. Sin duda, la sección de fútbol es la más granada y la que mayor número de público reclama, como demuestra la imagen, que corresponde a la última jornada del campeonato 2007/2008 y que congregó en el Azadi Stadium a 110.000 espectadores.

Pero este club iraní es un devorador de entrenadores, como demuestran los siete técnicos que han tenido en el periodo transcurrido entre enero de 2006 y julio de 2009. Pero el futuro de Zlatko Kranjčar no está ni mucho menos asegurado, ya que tras la derrota sufrida por 1-2 el 25 de septiembre ante el Paykan F.C. fue destituido al caer hasta la octava posición. El sustituto no tardó en anuciarse ni 24 horas. Lo curioso fue que el nuevo entrenador era el propio croata con la condición de tener una buena actuación en el derbi de Teherán frente al Esteghlal. El encuentro acabó 1-1 tras adelantarse en el marcador por medio de Kolahkaj Adel, y merced a ese tanto la directiva le dio un voto de confianza, que de momento actualmente dura. El parón liguero por los encuentros de selecciones no ha tenido sobresaltos en la estancia del croata en el Persepolis, y ahora ya velan armas para la visita al campo del líder con el objetivo de vencer al Sepahan, comprimir la tabla y buscar el asalto a los primeros puestos de la tabla. Mientras Niko pasea su fútbol por White Harte Lane en busca de clasificar al Tottenham a la Champions, su padre Zlatko se busca la vida por Teherán en un banquillo tan inestable y exótico como el del Persepolis.

2 comentarios a “Tú a Londres y yo a…Teherán”

  1. cityground dice:

    Curiosa historia la de los Kranjcar, ya veo que los árabes también tienen poca paciencia con los entrenadores.

  2. futbollium dice:

    Me imagino que en Irán pensarán que los europeos deben hacer campeón a su equipo nada más llegar y más si vienen con fama como la de Kranjcar .

    Un saludo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>