nav-left cat-right

UEFA EURO 2012: Así es…República Checa

Así es…Repúbilca Checa

Con muchos cambios y sin terminar de concretar un once fijo, la República Checa llegó a la UEFA EURO 2012 tras derrotar en el playoff a Montenegro en una eliminatoria en la que no llegó como favorita. El cuadro balcánico había sido una de las revelaciones y enfrente tenía a un equipo sin muchas alegrías. A la gente le gusta la novedad y la mayoría apostaba por una nación novel, con una hinchada fervorosa y que en sus entrañas tenía ese gen de la antigua Yugoslavia.

No fue así. Lejos de consumarse la eliminación checa, el cuadro centroeuropeo sumó su quinta presencia en un Campeonato de Europa de la UEFA. Puede parecer poco, pero es lo máximo a lo que ha aspirado. Desde su independencia y la formación de Eslovaquia y la República Checa, el fútbol late con fuerza en Praga, Bruno, Liberec, Ostrava, Olomouc o Pilsen. Por cábala tocaría una gran actuación de los Nároďák. En su debut (1996) sorprendieron llegando hasta la final y cayendo al abismo por el extinguido gol de oro, en 2000 sucumbió en la fase de grupos, en 2004 recuperó esa chispa y únicamente Dellas, en la prórroga, alejó a la República Checa de otra final, mientras que en 2008 volvió a ceder en su grupo. Complicado, mucho, pero seguro que en los corazones checos surge esa esperanza más propio de Raymond Domenech y sus técnicas de entrenamiento.

Análisis táctico

Michal Bílek inició la fase de clasificación a la UEFA EURO 2012 con un 4-4-2 en el que utilizó tres parejas de delanteros distintas (Fenin-Baroš, Magera-Necid y Necid-Václav Kadlec) durante los tres choques de 2010, para en 2011 mutar al 4-2-3-1, pese a que frente a Liechtenstein en casa (2-0, 29 de marzo de 2011) el seleccionador se dio una alegría con dupla ofensiva. Definido el esquema, Jaroslav Plašil y Petr Jiráček llevarán el peso de juego, una circunstancia que favorece a Tomáš Rosický, que tras cinco encuentros en el doble pivote o desplazado en banda, podrá desenvolverse detrás del punta, en su círculo de acción (donde jugó ante Montenegro y en dos choques más). La referencia ofensiva será Baroš, y su falta de velocidad la suplirá la movilidad de Václav Pilař por el costado izquierdo. Con una medular poblada y un Baroš moviéndose bien de espaldas, la República Checa busca la superioridad en la zona ancha para ahí generar su peligro.

La estrella

Tomáš Rosický. De sobras conocido, una referencia en la República Checa y capaz de combinar actuaciones sensacionales con partidos en los que exaspera a su más fiel admirador. El fútbol de Bílek pasa por sus botas. Con Plašil y Jiráček como escuderos, el del Arsenal FC se centra en surtir de balones para las entradas por banda de Jan Rezek y Pilař, así como de combinar con su fiel amigo Baroš, con el que lleva compartiendo experiencia en la selección desde 2001. Tomáš es uno de los encargados de las faltas directas, aunque su verdadero despliegue se aprecia en los balones laterales, ya sea en juego o en los saques a balón parado.

A tener en cuenta

Theodor Gebre Selassie. Hace 366 días debutaba el primer jugador negro en la República Checa en la Kirin Cup, una competición que disputaron en Japón la selección local, Perú y el cuadro europeo. Una cita con jugadores de segunda línea que sirvió para ver el estreno del lateral diestro. En la fase de clasificación no apareció hasta los últimos cuatro partidos, pero se ha asentado como un fijo. De largo recorrido gracias a la nacionalidad etíope de su padre, Gebre Selassie ha deleitado a los hinchas del FC Slovan Liberec durante toda la campaña.

Jaroslav Plašil. Lejos queda ese extremo izquierdo que tantas alegrías dio a la grada de Pamplona. Con el tiempo (todavía tiene 30 años), Jaroslav reconvirtió su juego al centro de la medular para elaborar un fútbol de oficio que, junto a la ayuda de Jiráček, dota a la República Checa de fútbol para destruir y crear. Además, Plašil es uno de los especialistas a balón parado. Su disparo desde larga distancia puede ser un arma para abrir los partidos.

Václav Pilař. Lejos de quedarnos con las dichosas etiquetas que surgen cada año en diferentes países, el Messi checo tiene mucho fútbol que aportar en la próxima década de su país. Tras estar cedido en el FC Viktoria Plzeň, el VfL Wolfsburg estuvo rápido y lo disfrutará a partir del 1 de julio. Hasta entonces, su movilidad en la zona zurda de ataque debe ser un puñal de nuevo cuño junto a futbolistas con mayor experiencia.

Pronóstico

Fase de grupos (Cuarta del Grupo A)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>