nav-left cat-right

UEFA EURO 2012: Así es…Grecia

Sería inevitable, injusto y un pecado no asociar Grecia al 2004. Lo mejor de todo es que la población helena lo haría sin ningún miramiento dejando a un lado el fútbol. La grave situación económica del país hace que todos optarían por dejar a un lado el trofeo Henri Delaunay y que sus cuentas bancarias no estuviesen vacías y sin visos de mejorar. Sabedor de su escaso gol, el cuadro heleno afrontó la fase de clasificación con la premisa de hacerse fuerte atrás y aprovechar sus opciones generadas por la doble K (Katsouranis y Karagounis), actores en seis de los 14 tantos logrados en el trayecto al certamen continental. La vieja guardia de la medular ha explicado a las nuevas generaciones qué es levantar un Campeonato de Europa de la UEFA, y no hace falta llegar como favorita para alcanzar cotas que quitan la respiración.

Grecia tiene que convivir con esa repulsa (casi unánime) del planeta fútbol. Su forma de ganar en Portugal (tan lícita como cualquier otra) parece que deba restar mérito a uno de los hitos más asombrosos que se recuerdan en los últimos 20 años (posiblemente desde la sorpresa de Dinamarca en Suecia). Angelos Charisteas dejó mundo al Estádio da Luz con su gol partita frente a la anfitriona y el destino quiso que casi ocho años después el espigado punta convirtiese el 1-2 ante Georgia para sellar la clasificación (que estaba lograda con el 1-1) al torneo de Polonia y Ucrania. Charisteas no estará, pero Theofanis Gekas heredará esa mística en la vanguardia griega. Goleador incansable que se marchó en enero al Samsunspor turco para seguir anotando y asegurarse un puesto entre los 23 guerreros de Grecia, los herederos del espíritu de 2004.

Análisis táctico

El seleccionador luso Fernando Santos encontró en el 4-3-3 un esquema que le permitió cerrar su fase de clasificación a la UEFA EURO 2012 sin derrota alguna (siete triunfos y tres empates). El fútbol heleno tiene dos hombres: Kostas Katsouranis y Giorgos Karagounis. El primero es el que recibe la pelota por delante de la defensa y se encarga de iniciar la jugada, mientras que el segundo (recostado en la izquierda) es el canalizador de la generación del peligro. Aperturas a banda, balones en largo o aventuras hasta la frontal. Con la baja de Alexandros Tziolis, Katsouranis será definitivamente el vértice inferior de la medular, Karagounis seguirá dando clases de fútbol con el brazalete y Giorgos Fotakis (62 minutos en la fase de clasificación) o Sotiris Ninis (cinco meses en el dique seco y con un perfil más ofensivo) se disputarán la última plaza en la zona ancha. En ataque, sacrificio de Giorgos Samaras en la izquierda, incansable, aunque sin gol. Atrás, José (sí, con tilde) Holebas debutó en noviembre de 2011 con Grecia y será titular en el lateral zurdo tras cuatro amistosos disputados.

La estrella

 Giorgos Karagounis. Capitán y motor de Grecia. Durante la fase de clasificación dio dos asistencias y anotó una diana de penalti. Monopoliza el balón parado. Dispara las faltas directas, pone las indirectas y saca los corners de ambos costados. Toda opción de que el cuadro heleno acceda a los cuartos de final pasará por sus botas. Tras la salida de balón por parte de Katsouranis, la pelota llega a Karagounis y ahí él debe surtir de balones a Dimitris Salpingidis, Samaras y Gekas. En un torneo corto, si el centrocampista del Panathinaikos FC está inspirado puede ser el generador de la mayoría de los goles de los mediterráneos.

A tener en cuenta

Sokratis Papastathopoulos. El central del SV Werder Bremen se estrenó en la Bundesliga con 30 partidos. Tanto en el lateral derecho como de central (en línea de cinco). Con 23 años, el torneo en Polonia y Ucrania le llega en un gran momento. En la fase de clasificación no aprovechó su altura para anotar, pero puede ser un bastión en el juego aéreo. Bien es cierto que Avraam Papadopoulos (presumiblemente fijo) y Kyriakos Papadopoulos (el del FC Schalke 04 parte unos metros por detrás en la pugna por la titularidad) podrían privarle de ser una elección permanente para Santos, pero su óptima temporada en Alemania le dan unos puntos extra.

Giorgos Samaras. Con poco gol, muy espigado, pero con capacidad para desbordar por la zona zurda del ataque. Podría ser el 9, pero Santos lo coloca en un costado para que se desgaste y pueda sumarse desde segunda línea. Nunca ha terminado de triunfar, pero su sacrificio le hace ser uno de los helenos a tener en cuenta. Sin adquiriese un poco más de mala baba o ganase de cara al arco contrario hablaríamos de un futbolista que marcaría diferencias. Pese a ello, Samaras quiere ser protagonista sin hacer ruido. Con esa sensación de cruzar el campo de puntillas y sin elevar la voz.

Giorgos Fotakis. No porque vaya a ser un fijo (de hecho Ninis todavía sueña con birlarle la titularidad), pero me parece interesante destacar a un Fotakis (PAOK FC) que disputó únicamente 62 minutos en la fase de clasificación. En poco más de una hora (fragmentada en dos choques) fue el artífice del 1-1 en Georgia que daba el pase a Grecia para la UEFA EURO 2012. Con una vocación más ofensiva que Katsouranis y Karagounis, Fotakis sería el mediocentro liberado, el más alegre, el que tendría menos obligaciones defensivas. Podría darle un aíre diferente a Grecia apareciendo por sorpresa.

Pronóstico

Fase de grupos (tercera del Grupo A).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>