nav-left cat-right

UEFA EURO 2012: Así es…República de Irlanda

Giovanni Trapattoni + República de Irlanda = fútbol en esencia. Se le achaca un fútbol rácano, una propuesta nula y un amor por este deporte (?) nulo, pero el proyecto construido por Il Trap es para analizar. Una fase de clasificación en la que sumaron seis victorias, tres empates y una derrota para volver a un Campeonato de Europa de la UEFA 24 años después. El candado atrás (siete goles recibidos) sirvió para que los 15 goles en la fase de clasificación fuesen gestionados con maestría. Ya en el playoff, Irlanda barrió a Estonia tras el 0-4 en Tallin y el trámite en Dublín (1-1).

Los irlandeses llegan tras 14 partidos consecutivos sin perder, y en 11 de ellos no han recibido gol, lo cual es una garantía de cara a sus partidos en este Grupo C. No parte con muchas opciones, de hecho se le considera la más que probable colista, pero Trapattoni ha engrasado una máquina que funciona con el corazón de Robbie Keane acompañado de Doyle, dos mediocentros trabajadores y con proyección y dos extremos a pierna cambiada que hacen mucho daño. Hoy abren el fuego ante Croacia, lo harán sabiendo el guarismo del España v Italia, por lo que Il Trap tendrá la ocasión de dar una clase magistral de gestión de los partidos. ¿Le saldrá bien? Bien lo merece, tanto él como la República de Irlanda.

Análisis táctico

Esquema muy definido e irremplazable. Defensa de cuatro muy metida atrás con John O’Shea como central reconvertido a lateral derecho, Dunne y St. Ledger en el centro, que combinan la rudeza del primero y la no complicación del segundo, y Ward en el lateral zurdo, que se aprovechó de la lesión de Kilbane. En el motor del equipo, Whelan ha sido titular en los 12 encuentros hacia Polonia y Ucrania, mientras que Andrews se ganó el puesto a partir de la sexta jornada. El disparo del medio del WBA, Andrews, puede ser una solución en acciones sin mucho movimiento o en segunda jugada a balón parado. Los extremos son cosa de Damien Duff y Aiden McGeady. Duff carece de su velocidad punta de antaño, pero lo suple con una excelente técnica y buenos centros, mientras que el del Spartak es eléctrico. Ambos a banda cambiada hacen daño con sus diagonales. Arriba, Keane da un rendimiento perfecto por su tesón y papel de líder, mientras que Doyle es el nueve de área, aunque su rendimiento goleador no es una garantía.

La estrella

Aiden McGeady. Por ser un soplo de aire diferente, por su descaro, porque debe demostrar al fútbol británico (sí, él es escocés) y porque Duff, Keane, Given y Dunne necesitan un relevo generacional, McGeady debe ser el factor diferencia de la República de Irlanda. A banda cambiada, el diestro debe darle a Trapattoni muchas alegrías a la contra. Bien es cierto que el fútbol directo que plantea el técnico no beneficia a los jugadores combinativos, pero Aiden se ha adaptado bien al esquema.

A tener en cuenta

Damien Duff. Ha sabido envejecer. El desborde que lucía en el primer Chelsea FC de Roman Abramovich lo ha mutado en un juego en el que reina un regate soberbio, un recorte que hace caer en la trampa a todos y unos centros cerrados que se traducen en medio gol. Desde la banda derecha tendrá gran parte de la influencia ofensiva de Irlanda. Perro viejo, como Robbie Keane.

Robbie Keane. Es imposible imaginar una República de Irlanda sin él. Su garra, su aliento, su oportunismo y su mando son esenciales para que Trapattoni tenga una prolongación de sus órdenes sobre el césped. Si tiene 80 minutos de fútbol en las piernas aguantará 95, si le llega un balón originará tres ocasiones y si puede marcar un gol lo celebrará con más fuerza que toda su afición. Se puede mover como delantero a la par de Doyle o unos metros por detrás. Buen juego entre líneas.

Sean St. Ledger. Elegible por la República de Irlanda debido a que su abuelo era de ese país, St. Ledger se ha hecho un nombre en la Championship con más de 200 encuentros a sus espaldas y ahora en la selección comparte zaga con Dunne. Su juego es directo y no se complica. Son numerosos los pases largos desde el centro de la defensa buscando que Doyle y Keane bajen la pelota. Con una línea muy metida atrás, St. Ledger tendrá la misión de utilizar su 1.90 metros como arma para despejar balones.

Pronóstico

Fase de grupos (cuarta del Grupo C)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>