nav-left cat-right

Vidas cruzadas

El ganador de esta noche pasará a la historia.
Todos lo pasan, pero esta edición cuenta con el aliciente de ser la primera bajo la denominación de la Europa League. En el HSN Nordbank Arena se juntan dos escuadras poco habituales en las últimas rondas de los trofeos continentales. El Fulham es un inédito en esta lides, mientras que el Atlético de Madrid no disputa una final europea desde 1986, cuando cayeron en la Recopa frente al FC Dynamo Kyiv. Sobre el césped se aprecian muchas diferencias: el Atlético de Madrid cuenta con un buen central (Álvaro Domínguez), mientras que los Lilywhites se aferran al físico del noruego Hangeland y Hughes, que destacan tanto por su altura primorosa como por su lentitud al cruce. Un chollo para Agüero, Forlán, Reyes y Simao, que ya se relamen ante esta oportunidad. En el banquillo se quedará, como es habitual, el joven Smalling, que está contratado por el Manchester United de cara a la próxima campaña.

Las bazas de Roy Hodgson son las internadas de Duff, la inspiración del húngaro Zoltan Gera y la certeza de Bobby Zamora, que será duda hasta última hora. Si el Fulham se queda sin su referencia ofensiva la empresa será más factible, porque el espigado punta no podrá desplegar su laborioso fútbol de espaldas, aguantando balones y tratando de materializar los pocos balones que llegan. En su lugar entraría el americano Dempsey, que ni de lejos puede realizar esta función. Por su parte, Quique Sánchez Flores se agarra a una línea de creación formada por Assunçao y Raúl García (olvidado en el campeonato doméstico y un bastión en la aventura europea), que sin Tiago (no disponible para la Europa League) mostrará alguna laguna más a la hora de sacar el balón jugado.

El Fulham podría ganar su primer trofeo en los 131 años de historia que suman desde su creación. Anclados en el barrio de Chelsea, los inquilinos de Craven Cottage tuvieron que escuchar los alaridos de celebración de sus vecinos los blues, pero ellos tenían la cabeza puesta en este trofeo. En un campeonato que puede ser la consecución a muchos años de sufrimiento, a cientos de encuentros en los que han doblado la rodilla frente a sus vecinos londinenses (Chelsea, Arsenal, Tottenham…) y un premio forjado de la mano de Mohammed Al-Fayed. Un empresario multimillonario que decidió derrochar sus billetes en un club que en 1997 deambulaba en la Coca-Cola League 1 con muchas papeletas de consumar su desaparición.

Y fue un año antes, en 1996, cuando comenzaron a cruzarse de forma inocente el devenir de ambas entidades. Mientras el Atleti celebraba su doblete de Liga y Copa del Rey, el Fulham concluía en un pantanoso 17º puesto en la Coca-Cola League 2 (Cuarta División inglesa) y estaba a punto de desaparecer. Con ello, al año siguiente, mientras los colchoneros caían frente al Ajax en la Champions League, el Fulham lograba la primera posición y ascendía a la Coca-Cola League 1. Como curiosidad decir que junto a los Cottagers ascendía el Wigan, con Roberto Martínez como jugador de los Latics.

La siguiente divergencia entre el Atlético de Madrid y el Fulham se produjo a inicios del siglo XXI, con el sueño de Al-Fayed de devolver a los londinenses a la Premier League, mientras que los colchoneros no conseguían el ascenso a Primera División, por lo que tenían que permanecer otro año en el infierno con un recién descubierto Fernando Torres. A partir de entonces, tanto Fulham como Atlético de Madrid han deambulado en sus respectivos campeonatos hasta hace dos años, cuando los madrileños accedieron a la Champions League y comenzaban a rememorar sus mejores épocas en el torneo doméstico. El Fulham está ante su cita más importante de su historia, mientras que el Atlético de Madrid quiere volver a abrir sus vitrinas para desempolvar los antiguos trofeos y añadir una nueva copa. La novedosa Europa League.

Por cierto, en ese señalado 1997, cuando el Atlético de Madrid jugaba la Champions y el Fulham era rescatado por Al-Fayed, los técnicos que hoy se sentarán en los banquillos del HSN Nordbank Arena vivían momentos contrarios. Quique Sánchez Flores apuraba su última temporada como futbolista en el Real Zaragoza, mientras Roy Hodgson caía ante el Schalke 04 en la final de la Copa de la UEFA en su primera etapa en el banquillo del F.C. Internazionale Milano. Fue en ese verano de 1996 cuando los caminos del Atlético de Madrid, Fulham, Quique Sánchez Flores y Roy Hodgson se empezaron a cruzar. Los primeros afónicos tras su doblete, los ingleses contando los peniques para no desaparecer, el preparador madrileño firmaba su último contrato como futbolista y Roy Hodgson estaba a unos meses de vivir la desazón de caer en los penaltis en la final de la Copa de la UEFA. Las cuatro vidas comenzaron a cruzarse, y hoy coincidirán en tiempo y lugar en Hamburgo. Y como en aquel 1996, unos sonreirán y otros padecerán en silencio su sufrimiento. Pase lo que pase, una final histórica.

3 comentarios a “Vidas cruzadas”

  1. futbollium dice:

    El Fulham ha ido creciendo en los últimos años , su victoria en la Europa League sería un auténtico sorpresón , no ya por no partir como favorito ante el Atlético , sino por la tremenda competición que ha hecho , dejando fuera a clubes de la talla de Juventus o Hamburgo , los dos campeones de Europa .

    Un saludo

  2. David dice:

    Pues el final ha pasado a la historia el Atletico .La verdad, en mi opinión , ha sido una final bastante espesa, sin mucho ritmo salvo en la prórroga, que al final se ha decantado para los rojiblancos.
    Lo de Roy, es increíble, la verdad que es para ponerle un monumento.Reconozco que no he visto este año ni una sola vez al Fulham, pero sabía más o menos cúal era su equipo, y es un equipo medio, y es un éxito total el haber llegado sólo a semifinales, tras eliminar a ‘grandes’ de estas competiciones como Juventus, Wolsburgo o Hamburgo.
    Es un mérito enorme.

    Un saludo crack

  3. CALIGULA dice:

    Te fuiste a festejar Santi?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>